Gastronomía

Consumir estos alimentos reduce el riesgo de ictus, según un estudio

Marta Vicente

Viernes 19 de marzo de 2021

5 minutos

Las personas que consumen alimentos vegetales saludables son menos propensas a sufrir este trastorno

Estos alimentos reducen el riesgo de ictus, según un estudio
Marta Vicente

Viernes 19 de marzo de 2021

5 minutos

Además de hacer ejercicio y de controlar el buen funcionamiento del organismo, una de las principales recomendaciones para prevenir la posibilidad de sufrir un ictus es llevar una dieta rica y saludable. 

Antes de la pandemia, el ictus era la segunda causa de muerte en España –la primera en el caso de las mujeres– y llevar una serie de hábitos saludables puede llegar a evitar hasta el 80% de los casos. Un estudio destaca una dieta en concreto que puede reducir el riesgo de sufrir un ictus. 

Resultados del estudio

El estudio, dirigido por investigadores de la Escuela de Salud Pública TH Chan de Harvard, muestra que la base de la dieta que puede reducir el riesgo de sufrir un ictus es consumir alimentos saludables de origen vegetal.

Para llevar a cabo la investigación, se analizaron datos de salud de más de 200.000 mujeres y hombres que no tenían enfermedad cardiovascular o cáncer durante 25 años. Los pacientes debían rellenar cuestionarios dietéticos cada dos o cuatro años.

La investigación, publicada en 'Neorology' (@NeurologyCP), la revista médica de la Academia Estadounidense de Neurología, demuestra que las personas que toman este tipo de alimentos pueden ser menos propensas a sufrir un accidente cerebrovascular hasta en un 10% que las que llevan una dieta de menor calidad. 

Kathryn Rexrode, profesora asociada de medicina en el Brigham and Women's Hospital y coautora del artículo señala que "estos resultados reflejan que una mayor ingesta de alimentos saludables de origen vegetal puede ayudar a reducir el riesgo de accidente cerebrovascular a largo plazo, y que aún es importante prestar atención a la calidad de las dietas vegetales".

Las dietas saludables a base de vegetales son aquellas ricas en alimentos como verduras de hoja verde, cereales integrales y legumbres que, además, incluyen niveles más bajos de alimentos como cereales refinados, patatas y azúcares añadidos.

Verduras de hoja verde

Las verduras de hoja verde son uno de los alimentos más completos que podemos consumir y son ricas en nutrientes necesarios para el buen funcionamiento del organismo. La mejor manera de tomarlas es en crudo, ya que al cocinarlas pierden algunos de sus nutrientes.

Algunas de estas verduras son: espinacas, brócoli, la lechuga, los canónigos, la rúcula, las acelgas, el cargo, el repolo y el kale. Todas ellas destacan por su alto contenido en vitaminas y minerales y aportan muchos beneficios para la salud, entre los que podemos señalar que favorecen la evacuación, evitan el mal olor corporal, regulan los niveles de colesterol en sangre y aumentan el flujo de oxígeno, entre otros muchos más.

Verduras de hoja verde

Cereales integrales

Los cereales integrales deben formar parte de una dieta equilibrada, ya que los expertos aconsejan su consumo todos los días. Estos cereales son los que no se refinan, por lo que mantener el grano entero con sus componentes hace que mantengan us propiedades nutricionales. Además, el alto contenido en fibra de estos cereales es el motivo por el que su consumo reduce el estreñimiento, favorece al tránsito intestinal, disminuye la subida de la glucosa en sangre y mantiene los niveles adecuados del colesterol en sangre.

cereales integrales

Legumbres

Las legumbres es otro grupo de alimentos que aporta beneficios al organismo. Las lentejas, judías, frijoles y garbanzos contienen un alto contenido en fibra que permite que su consumo favorezca el tránsito intestinal. Además, proporcionan una gran cantidad de nutrientes al cuerpo humano que también les permiten reducir la hipertensión arterial, combatir la retención de líquidos, disminuir los ácidos estomacales, además de mejorar la salud cardiovacular, entre otros beneficios.

Legumbres fuente de folato