Gastronomía

Tres ideas y un sencillo truco para hacer canelones más ligeros y sabrosos

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Domingo 1 de septiembre de 2019

2 minutos

Si crees que este plato solo puede hacerse con pasta y carne, estas recetas te van a sorprender

Cómo hacer canelones más ligeros y sabrosos

Nada en contra de unos deliciosos canelones, con su bechamel, su carne picada y su tomate frito… pero hay otras opciones para rebajar calorías y probar nuevos sabores. Igual que puedes hacer bases de pizza sin un solo gramo de harina, con un poco de imaginación puedes preparar esta otra receta de pasta, pero sin pasta, o bien recurriendo a ella pero cambiando los ingredientes de su interior. Prueba a hacer estos platos, porque son muy fáciles y perfectos para una comida o cena ligera.

canelones más ligeros

Verduras, huevo, frutos secos… canelones originales y saludables

Empezamos con el truco. ¿Has pensado alguna vez en que tienes alimentos de bajo contenido calórico, ideales para sustituir al tradicional “canutillo” de pasta esencial para hacer los canelones? Un calabacín o una berenjena, cortados de manera longitudinal y en finas láminas, son perfectos para este fin. Lo único que tienes que procurar es que las láminas sean lo suficientemente finas para que puedas enrollarlas sin que se partan. Si te resulta complicado, escaldarlas, una vez cortadas, un minuto en agua hirviendo, les dará la flexibilidad necesaria.

Llega el turno de los distintos rellenos que puedes hacer, bien con las láminas de estas verduras, o, si lo prefieres, con la pasta tradicional, para conservan la esencia de los canelones pero dándoles un toque innovador que los haga compatibles con cualquier dieta. Algunas sugerencias:

  • Canelones vegetarianos. Hierve la pasta para hacer los canelones, enfría y reserva. Mientras, prepara un salteado de espinacas (pueden ser congeladas o naturales previamente hervidas). Aderézalas a tu gusto, con un poco de sal, pimienta y orégano. Con el fuego apagado, pero estando aún templadas, incorpora a las espinacas unas porciones de queso fundente, para un relleno más cremoso, y unas nueces picadas. Da forma a los canelones, espolvorea con queso rallado y gratina en el horno unos minutos.
  • Canelones de atún y huevo. Aún más fácil. Opta preferentemente por las láminas de calabacín para dar forma a cada canelón. Debes mezclar una lata de atún, con huevo picado y tomate frito al gusto. Cuando termines de introducir el relleno, finaliza el plato colocando unas tiras de pimiento rojo (lata) por encima y distribuye unas cucharadas de queso en finas tiras. Calienta ligeramente y ya está listo para tomar.
  • Canelones de pollo y champiñones. Prepara una pechuga de pollo a la plancha y trocéala. Además, pasa los champiñones por la sartén con una “gota” de aceite de oliva virgen, un diente de ajo muy picado y una ramita de perejil también troceada. Mezcla todos los ingredientes y añade un huevo batido. Este será tu original relleno, que solo tendrás que colocar en el interior de cada canelón y dejar que el huevo cuaje terminando la receta con 15 – 20 minutos de horno.
0

No hay comentarios ¿Te animas?