Gastronomía

Ideas para aromatizar tu agua y hacerla menos aburrida

Noelia Hontoria

Foto: Bigstock

Sábado 24 de agosto de 2019

2 minutos

El agua aromatizada te ayudará este verano a mantenerte mejor hidratado y evitar los refrescos

Agua aromatizada

El agua aromatizada es una idea estupenda para cualquier época del año, pero especialmente útil en verano. Nuestro organismo necesita estar hidratado y es posible que te cueste beber agua como tal. No esperes a tener sed para beber, ya que este es uno de los primeros síntomas de deshidratación.

Aromatizar el agua tiene algunas ventajas, como sustituir los refrescos azucarados que no son nada beneficiosos para nuestra salud.

Para aromatizar tu agua, elige una fruta u hortaliza (o varias) e introdúcela en un recipiente con agua. Ciérralo y déjalo reposar varias horas en la nevera. Aunque puedes introducir la fruta entera, también puedes usar solo la cáscara, eso sí, asegúrate de lavarla bien antes.

Antes de consumir, filtra el agua, retirar los trozos y asegúrate que está fresca.

Algunas ideas para aromatizar tu agua

Los cítricos son unas de las frutas más empleadas para aromatizar el agua, precisamente por el sabor y el olor tan característico que dejan. Lima, limón, naranja, arándanos… Aportan al agua antioxidantes y mayor poder refrescante.

Hablando de refrescante, tal vez no haya nada que pueda superar a la menta. Un puñado de hojas de menta bastará para dar un toque muy especial y característico a tu agua. Puedes añadir también limón. El pepino es otra buena idea si buscamos algo ligero pero con mucho frescor.

aromatizar tu agua

Si prefieres algo más dulce, las cerezas, fresas o frambuesas son una buena opción. El procedimiento es el mismo, lávalas, introdúcelas en el agua, deja el líquido varias horas en la nevera y después fíltralo antes de beberlo.

Para un sabor más característico y especiado, un trozo de jengibre o una ramita de canela son muy interesantes. Cuanto mayor sea la pieza, más intenso será el sabor, al igual que el tiempo que dejes el jengibre o la canela en el agua también ayudarán a que se intensifique. Tú decides.

Por último, si quieres un agua más tropical, puedes jugar con trozos de piña, melón o sandía. Son diuréticos y muy indicados para el verano.

En resumen, para aromatizar tu agua puedes usar casi cualquier fruta, hortaliza o incluso algunas especias. Cuanta más intensidad tenga el sabor del ingrediente, menos tiempo tendrás que dejarlo para que no tome un matiz demasiado fuerte. Beberla fría es la clave para disfrutar más de su sabor, pero tómala despacio si sueles tener la garganta sensible o tienes las defensas bajas.

0

No hay comentarios ¿Te animas?