Gastronomía

Comiendo en Santander, paseo gastronómico a orillas del Mar Cantábrico

Victoria Herrero

Foto: La Bodega del Riojano

Lunes 20 de mayo de 2019

1 minuto

La mejor tradición pesquera de la ciudad se da la mano con nuevas apuestas en la cocina

Paseo gastronómico por Santander

Que en el norte se come bien, es algo de lo que no se duda. Y la comunidad cántabra también es famosa por su buen hacer en los fogones y unos productos típicos imprescindibles como las anchoas de Santoña, los sobaos pasiegos, su aguardiente de orujo o la quesada.

Pero hoy nos detenemos en su capital, Santander, para hacer un recorrido por algunos de los restaurantes que no te puedes perder en la bella ciudad.

La Posada del Mar

Que ni pintado le viene el nombre a este restaurante situado en el barrio de Puertochico en esta localidad costera. No hay mucho más que añadir cuando conocemos que Woody Allen ha venido aquí a comer. Una señal de que no nos equivocamos a la hora de reservar mesa en este restaurante donde la calidad de los productos sobresale en una carta espectacular.

Os recomendamos que pidáis pescado. Sería un pecado no hacerlo. Y para acompañar, qué mejor que unas almejas a la sartén, que se note que tenemos el mar cerca, un rabo de toro estofado o una rica leche frita, otra de las maravillas de la casa, para darle el toque final que se merece la visita. 

Paseo gastronómico por Santander

La Bodega del Riojano

Solera por todos los rincones. Solera y tradición en esta bodega  (@Bodega_Riojano) que no podíamos dejar de incluir en esta selección. Los que ya saben qué se cuece en esta emblemática casa de comidas saben que es imprescindible pedir sus caracoles guisados a la riojana, sus pimientos de piquillo rellenos de carne, además de unas pochas estofadas con calamar y un helado de quesucos cántabros para alegrar el paladar

Paseo gastronómico por Santander

Querida Margarita

Este local es la nueva apuesta, algo más económica, de los dueños del restaurante El Serbal, el único restaurante con una estrella michelín de Santander. El mismo tesón y la misma apuesta por la calidad que en su "hermano mayor", pero con otro tipo de oferta gastronómica a un precio más ajustado de un menú cerrado por menos de 20 euros.

¿Te adelantamos que podrás comer? Apunta algunas sugerencias que te hacemos: roast beef trufado y pochas, manos y morros en salsa vizcaína y un ganache de fresas. 

Paseo gastronómico por Santander
0

No hay comentarios ¿Te animas?