Libros

Cambiando la caligrafía es posible mejorar la vida y modular el carácter

Teresa Rey

Lunes 25 de marzo de 2019

3 minutos

El doctor Joaquim Valls propone un método grafotransformador para trabajar la inteligencia emocional

Cambiando la caligrafía es posible mejorar la vida y modular el carácter (Ed. Libros Cúpula)
Teresa Rey

Lunes 25 de marzo de 2019

3 minutos

La forma en que escribimos puede desvelar rasgos de nuestra personalidad. Este es un hecho reconocido a través de los expertos en caligrafía, pero el doctor y neuropsicólogo Joaquim Valls nos presenta un aspecto no tan conocido y que tiene que ver con este conocimiento: el método grafotransformador. Es decir, “se puede mejorar la vida transformando la escritura”. Esto es lo que nos enseña a través de su libro Manual-Mente (Ed. Cúpula). Un manual que nos propone mejorar la inteligencia emocional de adultos y niños a través de la caligrafía.

Caligrafía y carácter

Esta guía facilita el desarrollo personal de una forma amena y útil, a la par que se aprende a entrenar la inteligencia emocional de distintas etapas de la vida mediante un recurso tan sencillo y económico como la caligrafía.

El doctor cuenta que después de pasar por un virus que le dejó durante un tiempo con una desagradable parálisis facial, y tras haber pensado previamente sobre varios aspectos relacionados con la neuropsicología, tuvo una idea: “Se me ocurrió que rediseñar la letra de las personas podía modificar su personalidad y facilitarles crear un carácter ideal”.

Neurocaligrafía

Joaquim Valls explica en su obra en qué consiste la neurocaligrafía, cuyo fin principal es reeducar el inconsciente a partir de la transformación de los hábitos emocionales. Primero hay que partir de un análisis psicografológico inicial, que va a proporcionar una visión global de los aspectos caligráficos a mejorar durante el entrenamiento.

Para realizar las prácticas de grafotransformación, la persona interesada primero tiene que saber sentarse, siempre en una silla cómoda pero rígida. Además, debe adoptar una posición recta del cuerpo con la espalda erguida apoyada en el respaldo, explica el doctor en su manual.

Hay varios rasgos que nos van a ir indicando aspectos de la personalidad, y que son los que se irán trabajando con este método, si es necesario modificarlos. Por ejemplo, desde un punto de vista grafológico se sabe que “las personas negativas o que están pasando por un mal momento escriben hacia abajo. En cambio, la letra de las personas animosas se dirige hacia arriba”.

La Madre Teresa de Calcuta

Otro ejemplo que nos facilita el doctor en su libro es el de la escritura de la Madre Teresa de Calcuta. En sus escritos manuales se puede observar que dibuja en guirnalda las “m” y las “n”, lo que denota empatía. Por otro lado, su letra “e”, presenta lazos generosos como si fueran “orejas”, esto es un rasgo de personas que escuchan a los demás con atención.

En conclusión, lo que nos cuenta el autor es que partiendo del análisis de todos estos aspectos, la caligrafía puede ayudar a reeducarnos. “Una pauta de renglones ascendentes que nos obligue a escribir hacia arriba nos endereza los hombros, lo que tiene un efecto beneficioso casi inmediato sobre nuestro estado de ánimo”, concluye.