Libros

La dietista-nutricionista Carla Zaplana da las pautas para “comer limpio”

Teresa Rey

Viernes 19 de abril de 2019

3 minutos

En esta guía explica en qué consiste su método que ha elaborado tras un tiempo de experimentación

La dietista nutricionista Carla Zaplana da las pautas para comer limpio (Ed. Cooked by Urano)
Teresa Rey

Viernes 19 de abril de 2019

3 minutos

A veces lo que ocurre con nuestra alimentación es que nos somos tan conscientes de lo que comemos. Llega un momento en el que en esto de la dieta, como en otras muchas cosas en la vida, nos perdemos. Hay tantos productos, tanta variedad…, que ya no sabemos qué estamos ingiriendo y, sobre todo, qué es lo mejor para nuestro cuerpo. Entre todo este conglomerado de ofertas y mensajes sobre cómo han de ser las ingestas diarias, la dietista-nutricionista Carla Zaplana ha querido mostrar su filosofía en torno a la forma de nutrirse. En Come limpio (Ed.Cooked by Urano) nos explica cuál es la fórmula que en su opinión nos permitirá obtener un mayor bienestar.

Qué es comer limpio

Llegar a comer limpio para Carla Zaplana ha sido fruto de un aprendizaje personal extraído de sus propias vivencias con la comida, de sus conocimientos y de su contacto con otras culturas. La autora explica que para alcanzar este método ha estado varios años experimentando en su propio cuerpo, y “viendo las mejoras y los éxitos” de sus clientes y participantes de sus cursos. Hasta que finalmente ha decidido elaborar su propia pauta nutritiva y a la que ha decidido llamar “Come limpio”.

Para explicarlo, ha establecido siete principios que lo definen y que muy resumidamente se basan en una alimentación que se sustenta en productos frescos y de origen vegetal. Hay que comer alimentos lo menos procesados posible, locales y de temporada. También defiende la ingesta de plantas, alimentos integrales pero, sobre todo, vegetales, que son los que más antioxidantes nos aportan y, en su mayoría, “debido a la clorofila poseen propiedades depurativas, tonificantes y alcalinizantes”.

Carne, con moderación

Incorpora además alimentos crudos y vivos, como los probióticos, los brotes o los germinados, ya que conservan al máximo su contenido en micronutrientes. No condena los productos de origen animal porque considera que excluirlos de la dieta es una opción personal, pero sí invita a tomar consciencia de su origen y las consecuencias de tomarlos. Por eso, recomienda a que sean de ganadería ecológica, libres de antibióticos y hormonas, y si se opta por ellos incluirlos de forma moderada de modo que no se consuman diariamente.

La experta nos traslada, en definitiva, una metodología que lo que persigue es llevar un estilo de vida más consciente que “cuide nuestro cuerpo, nuestra mente y nuestras emociones”. En esta guía incluye además tres menús para tres semanas, con el objeto de incluir progresivamente una alimentación más sana y nutritiva, planeada y equilibrada, y con platos creativos y diferentes.