Libros

Ocho grandes novelas protagonizadas por mayores

Antonio Castillejo

Jueves 23 de abril de 2020

6 minutos

De Galdós y Hemingway, a Joanesson, Sepúlveda y Navarro, pasando por Fuentes, Murakami y Gª Marquez

Ocho grandes novelas protagonizadas por mayores

En nuestra cultura occidental existe cierta a tendencia a manejar estereotipos a la hora de ver a los mayores y escribir en consecuencia. Pero afortunadamente no siempre nos encontramos con estos complejos de edadismo en la literatura. Hay muchas obras imprescindibles en la que las personas mayores son tratadas como se debe, se resaltan sus valores y además son protagonistas indiscutibles de las historias que se narran. En esta pequeña relación de estas novelas indudablemente no están todas las que son pero sí son todas las que están. Si aún no las conoce, no debe perdérselas por más tiempo.

'El viejo y el mar', de Ernest Hemingway (Ed.Debolsillo)

Viejoymar

Una de las historias más grandes jamás contada. El viejo y el mar es un clásico imperecedero que le valió el Premio Pulitzer de 1953 a Ernest Hemingway que dos años después ganaría el Premio Nobel de Literatura. Con un lenguaje de gran fuerza y sencillez, la novela narra la historia de un viejo pescador cubano a quien la suerte parece haber abandonado, y del desafío mayúsculo al que se enfrenta: la batalla despiadada y sin tregua con un pez gigantesco en las aguas del golfo. Escrita en 1952, por encargo de la revista Life, este relato confirmó a su autor como uno de los escritores más significativos del siglo XX. El Viejo y el mar es para William Faulkner “su mejor obra. El tiempo demostrará que es la mejor que cualquiera de nosotros haya escrito, y con eso me refiero a sus coetáneos y a los míos”.

'Kafka en la orilla', de Haruki Murakami (Ed. Tusquets)

Kafka en la orilla

El eterno candidato japonés al Premio Nobel de Literatura plantea en esta obra una insospechada versión de la tragedia de Edipo. Kafka en la orilla narra la historia de un joven de quince años, Kafka Tamura, que huye de su casa en Tokio, donde vive con su padre al que su madre ha abandonado. Sus pasos le llevarán hasta el sur de Japón, a Takamatsu, donde encontrará refugio en una peculiar biblioteca. Si sobre la vida de Kafka se cierne la tragedia, en el sentido más clásico del término, sobre la de Satoru Nakata ya se ha abatido: de niño, durante la segunda guerra mundial, sufrió un extraño accidente del que salió con secuelas, sumido en una especie de olvido de sí mismo, con dificultades para comunicarse con cualquiera salvo con los gatos. A los 60 años abandona Tokio y emprende un viaje que le conducirá también a la biblioteca de Takamatsu. Así, las vidas y destinos de los personajes se van entretejiendo en un curso inexorable que no atiende a razones ni voluntades. Pero, a veces, hasta los oráculos se equivocan.

'Gringo Viejo', de Carlos Fuentes (Ed. Alfaguara)

Gringo viejo

Situada en un momento histórico fascinante, Gringo viejo aborda temas como la muerte, el intercambio cultural y, sobre todo, la identidad mexicana. Es, sin duda, una de las novelas más famosas del genial Premio Cervantes Carlos Fuentes, figura central de la narrativa y la ensayística mexicana. En la novela, Fuentes plasma los turbulentos años de la lucha revolucionaria en México, cuando un viejo escritor norteamericano escéptico, insalvablemente amargo, que no se resigna a esperar la muerte por enfermedad o por accidente, decide cruzar la frontera de su país en busca de una muerte digna. En 1913, el escritor norteamericano Ambrose Bierce se despidió de sus amigos con una carta en la que se declaraba viejo y cansado. Quería morir y elegir cómo. La enfermedad y el accidente le parecían indignos; en cambio, ser ajusticiado ante un paredón mexicano le resultaba más atractivo. Cruzó la frontera hacia México, que estaba en plena revolución, y no se volvió a saber de él. La novela fue llevada al cine en 1989 con unos magistrales Jane Fonda y Gregory Peck como protagonistas. 

'Un viejo que leía novelas de amor', deLuis Sepúlveda (Ed. Tusquets)

Un viejo que leía novelas de amor

Antonio José Bolívar Proaño vive en un pueblo remoto en la región amazónica de los indios shuar (mal conocidos como jíbaros), y con ellos aprendió a conocer la selva y sus leyes, a respetar a los animales y los indígenas que la pueblan, pero también a cazar el temible tigrillo como ningún blanco jamás pudo hacerlo. Un buen día decidió leer con pasión las novelas de amor -"del verdadero, del que hace sufrir"- que dos veces al año le lleva un dentista para distraer las solitarias noches ecuatoriales de su incipiente vejez. En ellas intenta alejarse un poco de la fanfarrona estupidez de esos codiciosos forasteros que creen dominar la selva porque van armados hasta los dientes. Descritas en el lenguaje cristalino, escueto y preciso de Luis Sepúlveda, las aventuras y las emociones del viejo Bolívar Proaño difícilmente abandonarán nuestra memoria.

'Dime quién soy,' de Julia Navarro (Ed. Plaza & Janés)

Dime quién soy

En Dime quién soy se confunden espionaje e intriga en estado puro, amores y desamores desgarrados, aventura e historia en un siglo hecho pedazos. Julia Navarro narra magistralmente la historia de una periodista que recibe una propuesta para investigar la azarosa vida de su bisabuela, una mujer de la que sólo se sabe que huyó de España abandonando a su marido y a su hijo poco antes de que estallara la Guerra Civil. Para rescatarla del olvido deberá reconstruir su historia desde los cimientos, siguiendo los pasos de su biografía y encajando, una a una, todas las piezas del inmenso y extraordinario puzle de su existencia. La vida de Amelia Garayoa es la de una mujer que aprendió que en la vida no se puede volver sobre el pasado para deshacerlo. Desde la España republicana hasta la caída del Muro de Berlín, pasando por la Segunda Guerra Mundial y los oscuros años de la Guerra Fría, esta burguesa y revolucionaria, esposa y amante, espía y asesina, actuará siempre de acuerdo a sus principios, enfrentándose a todo y cometiendo errores que no terminará nunca de pagar.

'El abuelo', de Benito Pérez Galdós (Ed. Cátedra)

El abuelo

Honor, adulterio, bastardía, lucha de clases y pérdida de las colonias se dan la mano en éste clásico de Benito Pérez Galdós. Dominada por la figura trágica del conde de Albrit, desgarrado en su simbólica ceguera entre apariencia y verdad, entre el cariño y la amenaza del deshonor, El abuelo pertenece a la serie de novelas dialogadas que, negando el esquema tradicional de distinción de géneros, caracteriza la última etapa de la obra galdosiana. Representada con frecuencia a partir de 1904, año en que fue adaptada a la escena por el autor, y llevada al cine y a la televisión, es una de las obras de Galdós más debatidas y de mayor intensidad dramática.

'El amor en los tiempos del cólera', de Gabriel García Márquez (Ed. Literatura Random House)

 
El amor en los tiempos del cólera

García Márquez traza la historia de un amor que no ha sido correspondido durante medio siglo. La historia de amor entre Fermina Daza y Florentino Ariza, en el escenario de un pueblecito portuario del Caribe y a lo largo de más de 60 años. Podría parecer un melodrama de amantes contrariados que al final vencen por la gracia del tiempo y la fuerza de sus propios sentimientos, ya que García Márquez se complace en utilizar los más clásicos recursos de los folletines tradiciones. Pero este tiempo, este escenario y estos personajes son como una mezcla tropical de plantas y arcilla que la mano del Premio Nobel de Literatura de 1982, moldea y con las que fantasea a su placer, para al final ir a desembocar en los territorios del mito y la leyenda. Los jugos, olores y sabores del trópico alimentan una prosa alucinatoria, que muchos llamaron 'realismo mágico', y que en esta ocasión llega al puerto oscilante del final feliz.

'El abuelo que saltó por la ventana y se largó', de Jonas Jonasson (Ed. Salamandra)

El abuelo que saltó por la ventana y se largó

Tras una larga carrera como periodista y productor de televisión, el sueco Jonas Jonasson se instaló en Ponte Tresa, un pueblecito junto al lago suizo de Lugano, para escribir El abuelo que saltó por la ventana y se largó, donde cuenta la historia de  Allan Karlsson que momentos antes de que empiece la pomposa celebración de su centésimo cumpleaños decide que nada de eso va con él. Vestido con su mejor traje y unas pantuflas, se encarama a una ventana y se fuga de la residencia en la que vive, dejando plantados al alcalde y a la prensa local. Sin saber adónde ir, se encamina a la estación de autobuses. Allí, mientras espera la llegada del primer autobús, un joven le pide que vigile su maleta, con la mala fortuna de que el autobús llega antes de que el joven regrese y Allan, sin pensarlo dos veces, se sube con la maleta, ignorante de que en su interior se apilan millones de coronas suecas de dudosa procedencia. Pero Karlsson no es un mayor fácil de amilanar. A lo largo de su centenaria vida ha tenido un montón de experiencias de lo más singulares: desde inverosímiles encuentros con personajes como Franco, Stalin o Churchill, hasta amistades comprometedoras como la esposa de Mao, pasando por  actividades de alto riesgo como ser agente de la CIA o ayudar a Oppenheimer a crear la bomba atómica. Sin embargo, esta vez, en su enésima aventura, cuando creía que con su jubilación había llegado la tranquilidad, está a punto de poner todo el país patas arriba.

0

No hay comentarios ¿Te animas?