Libros

‘Vivir no es tan divertido, y envejecer, un coñazo’, nuevo libro de Óscar Tusquets

David Vargas

Foto: Europa Press / Anagrama

Lunes 29 de marzo de 2021

4 minutos

El libro habla del fastidio de envejecer, la aceptación de la muerte y la celebración de la vida

‘Vivir no es tan divertido, y envejecer, un coñazo’ es la...
David Vargas

Foto: Europa Press / Anagrama

Lunes 29 de marzo de 2021

4 minutos

Óscar Tusquets es el prototipo de artista integral: arquitecto, diseñador, pintor, ensayista, pensador, escritor… Hermano de la conocida editora y escritora Esther Tusquets (que dirigió durante más de 40 años de la editorial Lumen), Óscar Tusquets se dio a conocer a finales de los años 80 por sus trabajos de urbanismo y arquitectura, como la remodelación del Palacio de la Música Catalana y la construcción de la Villa Olímpica, ambos en Barcelona. Entre otras distinciones, ha recibido el Premio Nacional de Diseño, la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes o la Creu de Sant Jordi, de la Generalitat de Cataluña.

A punto de cumplir los 80 años, el escritor ha publicado en Anagrama su nuevo libro, en el que destila su sentido del humor y su carácter “cascarrabias” desde el mismo título: Vivir no es tan divertido, y envejecer, un coñazo. Empezó a escribirlo antes de la pandemia, pero con lo que ha pasado desde entonces, el libro ha adquirido toda su lógica. Y es que Tusquets nos habla de la aceptación de la muerte con el objetivo de romper con el tabú que hay sobre este tema en las sociedades occidentales. De ahí que afirme que “vivir no es tan divertido”.

El libro recoge algunas reflexiones, siempre perspicaces y políticamente incorrectas, sobre la obsesión por prohibir de los gobiernos, sobre el atentado estético de las mascarillas, contra las teorías conspirativas de quienes sostienen que el virus se creó en un laboratorio o contra los apocalípticos y buenistas discursos ecologistas. Vamos, que tiene para todo el mundo…

 

Vivir no es tan divertido

El placer de las pequeñas cosas

Tras llegar a la conclusión de que de esta pandemia saldremos más tontos, Tusquets habla del envejecimiento, sobre todo de sus renuncias: el declinar del sexo, los sentidos que van fallando, los amigos que se van… Aunque, como no podía ser de otra forma en una persona tan vitalista como él, termina el libro con una celebración de la vida y del placer de las pequeñas cosas mientras podamos seguir disfrutando de un mínimo de salud: las risas con los amigos, la caricia de un perro, la belleza de obras y personas, un buen vino, surcar el Mediterráneo…

Vivir no es tan divertido… también es, en cierta manera, un recorrido autobiográfico del escritor, ya que por sus páginas asoma desde esa Barcelona ya desaparecida, su primer encuentro con Salvador Dalí —con su musa Amanda Lear de fondo—, pasando por un viaje a Italia lleno de aventuras, hasta algunos recuerdos del mundillo de los arquitectos barceloneses. El libro está editado en la colección Narrativas Hispánicas de Anagrama y ya puedes encontrarlo en tu librería por 17,90 euros.