Música

Phils Collins y Génesis: gira prevista para finales de 2020

Mariola Báez

Foto: Marta Fernández / Europapress

Martes 31 de marzo de 2020

3 minutos

Se celebren o no los conciertos, es un buen momento para recordar su meteórica trayectoria

Phil Collins en la presentación de Going Back en 2010

The Last Domino? es el nombre elegido para el tour que supondrá el reencuentro de Phil Collins (@PhilCollinsFeed) con Tony Banks y Mike Rutherford, todos miembros de la mítica banda Génesis (@genesis_band), que volverán a tocar juntos transcurridos 13 años desde su último concierto.

Londres, Birmigham y Liverpool con algunas de las ciudades donde está previsto que el grupo ofrezca a su público lo mejor de su repertorio, aunque con la ausencia de Peter Gabriel y Steve Hackett, dos pilares fundamentales de la banda que, en esta ocasión, no participarán en el esperado encuentro. De momento, la gira no ha sido suspendida y arrancaría el próximo 16 de noviembre en Dublín, aunque ante la situación actual por el coronavirus, no hay nada asegurado.

Phil Collins

Más de 100 millones de discos vendidos

Músico, compositor, batería y también actor, el artista británico, nacido en un barrio de Londres en 1951, es uno de los pocos cantantes que ha alcanzado esta colosal cifra de ventas, tanto con Génesis como con sus trabajos en solitario. Se dice que cuando solo tenía cinco años sus padres le regalaron una batería de juguete, quizás ese fue el momento en el que Phil Collins descubrió la magia de un sonido reconocible en cada una de sus melodías.

Aunque ha sido la música lo que le ha convertido en un artista reconocido a nivel mundial, inició su carrera como modelo y actor, participando en la década de los 60 en películas muy conocidas como A Hard Day’s Night con Los Beatles o Chitty Chitty Bang Bang. En estos años, poco a poco, la música fue desplazando a la interpretación, con colaboraciones en las que fueron sus primeras bandas, entre ellas The Real Thing o Flaming Youth. En esta última hizo su primera grabación como batería. No tuvo demasiado éxito, pero fue el anuncio de que una de las bandas más importantes de los años 70 y 80 estaba a punto de irrumpir con fuerza.

La unión de Phil Collins a Génesis se produce en 1970, aunque sería un año más tarde, con el lanzamiento del álbum Nursery Crime, cuando se encargaría de la percusión y los coros en varios de los temas incluidos. Esa genial batería, ya estaba ahí. Génesis se convirtió en uno de los grupos de pop-rock más populares de la década, con trabajos irrepetibles como Foxtrot o Selling England by the Pound. En 1975, la voz del grupo, Peter Gabriel, dejó la banda para iniciar su carrera en solitario, momento en el que Collins tomó el relevo. Sin dejar sus inseparables baquetas, se convirtió así en solista y protagonista absoluto de exitosos álbumes como A trick of the tail.

El músico que supo reinventarse

Durante los años siguientes, Phil Collins grabó sus primeros discos como solista sin abandonar sus colaboraciones con Génesis e incluso con otros artistas como, por ejemplo, Mike Oldfield. A su primer álbum individual, Face value, le siguieron otros muchos que incrementaron su popularidad. Hello I must be going o el exitoso No jacket required, que incluía sus famosos Sussudio, One more night o Don’t lose my number, lo convirtieron en uno de los músicos imprescindibles de los ochenta y noventa.

Tras centrar su carrera en la composición y la producción de trabajos de conocidos artistas, Collins regresó con fuerza en el 96 con un disco recopilatorio Hits, que ofrecía dos de los temas que muchos destacan entre los mejores: True Colors, mundialmente conocido en la voz de Cindy Lauper, y You’ll be in my heart, parte de la banda sonora de la película de animación de Disney Tarzán, con la que ganó un Óscar a la mejor canción original.

Inquieto, innovador, capaz de transmitir con su voz y su batería mil emociones, volvió a sorprender con un nuevo disco Going Back, en 2010. Pese a sus problemas de salud en las cervicales, que han hecho que el músico haya tenido que ir poco a poco dejando su gran pasión, la batería, Phil Collins regresó a los escenarios con su Not yet died Tour en 2017, sufriendo una grave caída en uno de los conciertos, mientras observaba a su hijo Nicholas interpretando un solo a la batería.

Su recuperación ha hecho posible el esperado reencuentro con dos de sus compañeros de la mítica Génesis, Tony Banks y Mike Rutherford, en la gira prevista para finales de este 2020. Todo dependerá de la evolución de la actual pandemia, pero si finalmente arranca el tour, la oportunidad de ver y escuchar de nuevo a Collins y al resto de geniales músicos supondrá una ocasión única y un verdadero privilegio.

0

No hay comentarios ¿Te animas?