Música

Museo oficial de Raphael: el paraíso para los fans del cantante en Linares

Victoria Herrero

Foto: Europa Press

Martes 7 de abril de 2020

4 minutos

Muestra más de 400 objetos personales de la vida y carrera del artista y lo puedes visitar online

Museo oficial de Raphael: el paraíso para los fans del cantante en Linares

El gran cantante Raphael Martos ha llevado su localidad natal Linares por todo el mundo con gran orgullo. Un homenaje que siempre ha hecho al municipio de Jaén que le vio nacer hacer y por el que este le correspondió hace años con la apertura de un museo  (@MuseoRaphael) donde los visitantes pueden conocer no solo la trayectoria de esta figura musical, sino también su vida personal. En estos momentos de confinamiento, los interesados pueden entrar en la web del museo y realizar un recorrido vitual.

El orgullo de la localidad de Linares

En la planta superior de este antiguo edificio del siglo XVIII que antaño servía como almacén de grano es donde ahora se ubica el museo oficial del cantante linarense. Un lugar abierto a todo el público, sobre a los admiradores desde que desde hace años siguen al intérprete, y que dispone de todo tipo de servicios multimedia para completar una visita que no deja ni una sola parcela sin conocer; tanto de su vida y como de la carrera del cantante universal.

Museo oficial de Raphael: el paraíso para los fans del cantante en Linares
Imágenes de su niñez (Raphael Museo)

 

Así, durante este amplio recorrido se pueden ver de cerca más de 400 piezas y documentos originales que son del propio Raphael y que engloban desde portadas de discos a carteles de conciertos, fotografías (algunas inéditas y muy personales) o incluso trajes que ha usado en giras y en actuaciones en televisión. Una muestra que comienza en una primera sala dedica a los años de la niñez y la adolescencia de Rafael Martos Sánchez, su verdadero nombre, y donde sobre todo se pueden contemplar los objetos más familiares, así como los premios de los primeros concursos de radio que iba ganando gracias a su prodigiosa voz

A continuación, se pasa al espacio dedicado a los años 60 cuando empieza a despuntar el éxito del artista y donde se encuentra su primer disco de oro del año 1965 por La canción del tamborilero, así como recuerdos de conciertos memorables en París o Nueva York. De la década de los años 70, este museo de Raphael atesora objetos particulares como sus cámaras de fotos o la publicidad de las películas que rodó durante esos años. 

Unos carteles que también eran testigo de su 25 aniversario en el mundo de la canción y que, entre otros actos, celebró con un concierto que fue todo un fenómeno social y musical en el año 1985 en el estado de fútbol Santiago Bernabéu. 

Museo oficial de Raphael: el paraíso para los fans del cantante en Linares
Una de las salas donde se muestra la amplia carrera del cantante (Raphael Museo)

 

Los años 90 y 2000 de la vida personal y profesional del cantante de Linares se recrean en la placa de la calle que lleva su nombre en su localidad natal o en todos aquellos objetos que atestiguan el 50 aniversario de la carrera de uno de los grandes cantantes de España. Una extensa trayectoria, no solo nacional, que se puede observar en una discografía completa donde no faltan los trabajos en otros idiomas como reflejo del éxito que tuvo, y tiene, a nivel internacional.

Una vitrina con todos sus discos y que 'compite' en espectacularidad con la gran cantidad de premios que guarda con mimo este museo jienense: nominaciones a los Premios Grammy, su Medalla de Oro de las Bellas Artes, la Medalla al Mérito en el Trabajo, sus galardones del Festival Viña del Mar de Chile o hasta un disco de uranio que se otorga cuando las ventas superan, nada más y nada menos, que los 50 millones de ejemplares. Lo dicho, todo un tesoro en un espacio que espera no solo a los más incondicionales del cantante de Linares. 

Un cantante único

"Una experiencia inolvidable". Esto es lo que prometen los responsables de este espacio cultural a todo aquel que se quiera acercar a las instalaciones para conocer más de cerca la figura de un cantante nacido un 5 de mayo del año 1943 (tiene 76 años) y que se mantiene a plena forma. Y no es para menos si se tiene en cuenta que lleva más de medio siglo con un micrófono o delante de las cámaras en las numerosas películas que ha rodado. 

Una vida que, a nivel profesional, empezó siendo muy joven ya que con apenas 3 años ya sorprendía a todos por su prodigiosa voz (y su característica gesticulación al cantar). Un don por el que se le conocía con el sobrenombre del Ruiseñor de Linares o el Niño de Linares en clara alusión a su temprana edad y a su lugar de nacimiento, pese que cuando apenas tenía 9 meses toda la familia se mudó a Madrid.

Unos primeros años en los que despuntaba en todo aquel concurso musical al que se presentaba y que tuvo su pistoletazo de salida, de una forma ya más seria, cuando tenía 16 años y se unió con el sello discográfico Philips Records. Fue el comienzo de Raphael en lugar de Rafael para subirse a un escenario. Un escenario que durante toda su dilatada carrera le ha servido para deleitar al público con canciones tan conocidas como Mi gran noche, Digan lo que digan, Hablemos del amor o Yo soy aquel. Melodías que compaginaba con su participación en numerosas películas donde también daba muestras de su gran voz: Sin un adiós, Volveré a nacer o Al ponerse el sol entre otras muchas. 

Un éxito y un reconocimiento internacional que no le han hecho despegar los pies de la tierra, gracias sobre todo a la mujer que le acompaña desde hace casi 50 años, Natalia Figueroa, y con quien tuvo a sus tres hijos. Precisamente, todos ellos hicieron piña alrededor del cantante cuando esté pasó por un importante problema de salud hace un tiempo. En el año 2003 tuvo que someterse a un trasplante de hígado. Un percance que, meses después, no le impidió volver a entregarse a su público en lo que él mismo denominó, agradecido, una nueva oportunidad en la vida. 

1
Adriana mir Hace 6 meses
Lo amo hace 53 años cuando vino a la Argentina . Espero algún día poder recorrer esa belleza de museo. Gracias por existir !!