Ocio

¿Primera visita a un casino? Toma nota de estos consejos

Noelia Hontoria

Foto: Bigstockphoto

Domingo 25 de agosto de 2019

3 minutos

Beber alcohol o perder la noción del tiempo son errores habituales en la primera visita a un casino

Primera visita a un casino
Noelia Hontoria

Foto: Bigstockphoto

Domingo 25 de agosto de 2019

3 minutos

El casino puede ser una actividad de ocio divertida, pero también puede saldarse como una mala experiencia si no tenemos en consideración algunas cuestiones. Gran parte de la clientela de estos lugares son personas mayores. La emoción del juego, el entretenimiento y la posibilidad de llevar a cabo este plan solo o en compañía hacen de ellos un lugar atractivo.

Claves para la primera visita a un casino

Si es la primera vez que vas a un casino, practica la prudencia. Primero observa bien todas las posibilidades de juego que tienes y no te lances al primero que veas. Aunque todo parezca igual, hay notables diferencias entre cada máquina, mesa o sala. Tragaperras, bingo, cartas, ruleta… La mayoría son de puro azar, pero en otros puede influir tu habilidad (por ejemplo, en el póker).

Para ganar dinero, los trucos suelen pasar por elegir un día de la semana de poca afluencia y sentarte en las máquinas con botes más bajos. Los grandes premios son más atractivos, sin duda, pero si han llegado a alcanzar esa cantidad es porque no es demasiado fácil ganarlos.

Cuidado con el alcohol. En este tipo de establecimientos suelen ser bastante baratas las consumiciones para fomentar la participación y la pérdida de razonamiento lógico, lo que te llevará a jugar más (y por ende perder más).

visitar un casino

Para evitar tomar decisiones impulsivas, sal de casa solo con el dinero que te hayas propuesto gastar. Evita llevar tarjetas de crédito o más efectivo “por si acaso”. Calcula bien cuánto te puedes gastar, enfocándolo como un plan de ocio (como ir al cine, a salir a cenar…) y hazte a la cuenta de que seguramente lo perderás. Si ganas, bien, pero no gastes un dinero que necesitas. Si crees que no vas a ser capaz de parar a tiempo, ve acompañado de alguien que sí pueda decirte cuándo es suficiente.

Por último, algo en lo que probablemente no has pensado pero que es muy importante: lleva reloj. En este tipo de lugares no suele haber referencias al tiempo para maximizar la estancia del cliente y favorecer que juegue más. Mira la hora cuando entres en tu reloj de pulsera o en tu móvil y revísala de vez en cuando para saber si estás pasando demasiado tiempo aquí. A mayor estancia, mayor consumo y, por tanto, más pérdidas.