Televisión

Recordando a Félix Rodríguez de la Fuente

Marco Herrera

Foto: Rodrí

Jueves 14 de marzo de 2019

4 minutos

El naturalista y divulgador murió el 14 de marzo de 1980 al estrellarse su avioneta en Alaska

Félix Rodríguez de la Fuente con un lobo (RTVE)
Marco Herrera

Foto: Rodrí

Jueves 14 de marzo de 2019

4 minutos

Décadas después de su fallecimiento, Félix Rodríguez de la Fuente sigue siendo uno de los personajes de la historia reciente de España que cuenta con más admiración. Así lo atestiguaba la encuesta realizada hace una década por parte del Ministerio de Medio Ambiente, la Universidad Autónoma de Madrid y Demoscopia. Y es que el divulgador español tuvo una carrera tan ajetreada como exitosa a la hora mostrar a los españoles la fauna y la flora de nuestro país y de otros territorios más lejanos.

Rodríguez de la Fuente nació en Poza de la Sal, Burgos, el 14 de marzo de 1928. Curiosamente perdería la vida otro 14 de marzo, el de 1980, cuando sufrió un accidente aéreo sobrevolando Alaska (Estados Unidos) junto con el piloto y otros dos colaboradores en el que todos fallecerían. Para entonces, este Licenciado en Medicina por la Universidad de Valladolid y autodidacta en el campo de la biología ya era un rostro de enorme popularidad en España, la cual sufrió un tremendo batacazo al conocer su muerte.

Trayectoria

Por consejo de su padre, en 1946 empieza los estudios de Medicina en Valladolid, a pesar de que ya sabía de su afición por la naturaleza. En 1954 es uno de los firmantes para fundar la Sociedad Española de Ornitología, y tres años más tarde se gradúa en Estomatología, trabajando dos años en Madrid como odontólogo.

Es en 1960, al morir su padre, cuando abandona el trabajo como odontólogo para dedicarse plenamente a la divulgación científica. En 1964 presenta  un estudio sobre el halcón peregrino en España en el Congreso Internacional para la Protección de las Aves de Presa, celebrado en Caen, Francia. También ese mismo año saca a la luz su primer libro, El Arte de la Cetrería

Su fama comenzaría a labrarse en 1962, primero tras el encargo del Gobierno de capturar dos halcones para ofrecérselos como regalo al Rey Saud. Más tarde, sería invitado a una corta entrevista en una programa de Televisión Española, en el que aparecería con un halcón enguantado en el puño. Su generosa oratoria y la pasión en contar los procedimientos de la cetrería, le empezarían a hacer conocido entre los españoles, que enviaron miles de cartas al espacio pidiendo colaboraciones suyas más habituales.

Y llegaron, el programa Fin de Semana de la cadena pública le otorgaría una pequeña sección de unos cinco minutos cada dos fines de semana hablando de animales y naturaleza. Ya en 1966 el espacio Televisión Escolar, donde es presentado como Félix, el amigo de los animales, y contaría ya con una sección más elaborada. También consigue rodar su primer documental Señores del espacio. En 1966 se casaría y en los años posteriores seguiría encadenando programas de televisión, como Imágenes para Saber y A toda página, ambos a finales de los años 60.

También a finales de los 60 comienza su colaboración con el diario ABC en su dominical Blanco y Negro. Paralelamente a su éxito en los medios va reuniendo también cada vez más conocimientos, que trascienden de la cetrería y van englobando la vida del lobo y otras ciencias naturales. Su película Alas y garras de 1966 obtendría varios premios, y ya en 1968 tendrá su programa propio, Fauna, por el que recibe numerosos elogios. 

'El Hombre y la Tierra'

Le seguirían programas como Planeta Azul, de gran éxito en América Latina, o La Aventura de la Vida, del que se emitirían más de 350 programas. Desde 1973 hasta 1980 dirige y presenta El Hombre y la Tierra, uno de los programas más populares de la historia de la televisión en nuestro país. Lo dividió en tres partes, la serie ibérica, la suramericana y la norteamericana. Fue cuando grababa en Alaska la parte norteamericana cuando tuvo el accidente que acabó con su vida.