Viajes

Estos son los casinos más antiguos de España

Marco Herrera

Foto: Bigstock

Sábado 2 de noviembre de 2019

3 minutos

Los primeros casinos llegaron a España en el siglo XIX como clubes sociales para la alta sociedad

Casino de Castellón, el casino más antiguo de España

Los casinos antiguos se han convertido en edificios que forman parte del paisaje más clásico de muchas ciudades, en las cuales, estos llevan más de un siglo jugando un rol de casa de juegos y club social para personas de clases adineradas a la par que se convierten de vez en cuando en centro de conferencias y eventos. Los primeros casinos llegaron a nuestro país en el siglo XIX. Con las dictaduras de Primo de Rivera, años 20, y posteriormente la de Franco, los casinos son declarados ilegales en nuestro país y sus puertas cierran hasta 1977, año en que su actividad comienza de nuevo. 

Historia

De facto, se desconoce la primera aparición de los juegos de azar a lo largo y ancho de España. El juego debe haber existido en el país durante siglos considerando que los habitantes de la Península Ibérica llegaron hace decenas de miles de años. Además, España fue la superpotencia global durante el siglo XVI y colonizó más de 20 países durante su reinado. Con tal importancia, se podría deducir que los juegos de azar existieron durante esos períodos.

EuropaPress Casino de Murcia
Fachada del Casino de Murcia (Europa Press)

Por lo que se sabe, el casino español más antiguo casi coincidió con la Constitución emanada de las Cortes de Cádiz, "la Pepa", ya que esta se llevó a cabo en 1812 y la historia del Casino de Castellón se remonta a 1814. La del casino más conocido de España y el segundo más antiguo del Estado comenzaría como un club en 1838 y fue patrocinado por personas adineradas: Hablamos del Casino de Madrid, que también es uno de los casinos más visitados de toda España.

Del mismo modo, las loterías han existido en el país desde el siglo XIX. Al igual que con otras autoridades europeas, el gobierno estatal controlaba las loterías con una legislación estricta y las monopolizaba principalmente para generar fondos por diversas razones. La mayoría de las razones estaban relacionadas con la caridad, mientras que el gobierno estatal también aumentó sus finanzas con la ayuda de loterías.

Casino de Castellón (1814)

Por lo que se sabe hasta hoy día, se trata del primer casino español. Fue fundado en 1814 por Francisco Giner y Feliu, Barón de Benicassim, como asociación destinada a promover eventos y debates culturales. Su afiliación experimentaría un fuerte crecimiento durante los 50 años posteriores a su fundación, lo que motivaría su establecimiento en la sede emplazada en la Puerta del Sol, el conocido como Palacio de Francisco Tirado. El palacio sería remodelado en 1923 por el arquitecto castellonense Francisco Maristany y Casajuana, resultando el célebre edificio que hoy se conoce como Casino Antiguo de Castellón.

Casino de Madrid (1836)

Los orígenes del Casino de Madrid se remontan a 1836 cuando un grupo de jóvenes intelectuales decidieron buscar un lugar tranquilo donde pudieran reunirse que no fuera parte del ajetreo y el bullicio de la vida política. Querían hacerlo en un lugar de armonía y paz y al llevarlo a cabo se acercaron un paso más a lo que se convertiría en el Casino de Madrid.

Casino de Madrid no es un establecimiento de apuestas. Es un club para caballeros que data oficialmente de 1910. Hay acceso público, pero eso está estrictamente limitado a los dos restaurantes Terraza. Sin embargo, el público tiene acceso adicional a veces, ya que el club es un lugar popular para una variedad de eventos culturales, conferencias de prensa y diversas reuniones sociales. Consta de cinco pisos, incluida la terraza de la azotea. En la planta baja están las dos conocidas salas de baile: Valdavia y Duque de Osuna. 

Casino de Madrid
Fachada del Casino de Madrid (BigStock)

Casino de Murcia (1847)

El Casino en Murcia es un edificio histórico, ecléctico y de varios estilos del antiguo club para la élite de la capital murciana, ubicado en el centro de la ciudad, en la calle Trapería, cerca de la catedral histórica. El edificio empezó a funcionar el 11 de junio de 1847 y en 1902 se le dio la glamurosa forma actual. Combina varias tendencias arquitectónicas, que van desde el estilo mudéjar, pasando por referencias al barroco, hasta soluciones clásicas. La acumulación de algunos detalles en algunas habitaciones es muy significativa, da la impresión de horror vacui. Otras estancias y habitaciones, por otro lado, se deleitan con una estabilidad más clásica.

0

No hay comentarios ¿Te animas?