Viajes

Disfruta de un entorno natural en Semana Santa en estas calas mediterráneas

Carlos Zapatero

Lunes 8 de abril de 2019

2 minutos

Desde Gerona hasta Menorca. En España tenemos una gran cantidad de paisajes para relajarnos

Disfruta de un entorno natural en Semana Santa en alguna de estas calas (Big stock)

La Semana Santa suele ser la primera oportunidad del año para encontrarnos con los primeros rayos de sol de la temporada estando de vacaciones. Pese a que el clima no siempre lo permite –en 2019 está siendo complicado hacer previsiones–, se trata de una época propicia para acudir a algunas de las calas más encantadoras que se encuentran en el interior de nuestras fronteras. Y si el tiempo lo permite, incluso disfrutar de un buen baño en ellas, que para eso la festividad llega tardía este año.

Cala Pola (Gerona)

En la localidad de Tossa de Mar, en Gerona, se encuentra la Cala Pola. Uno de los lugares más tranquilos para tomarse un baño o para relajarse en la orilla disfrutando de un buen libro. Al contrario de lo que ocurre con otras calas, su acceso es muy sencillo. Además, y gracias a que no es muy conocida, es una oportunidad perfecta para descansar unos días antes de afrontar la vuelta a la rutina.

Cala Pola (Bigstock)

Cala Pregonada (Menorca)

Nos desplazamos a las Islas Baleares para deleitarnos con su amplia oferta de calas. En Menorca nos encontramos con Cala Pregonada, en la que sus aguas cristalinas centran toda la atención de los visitantes. El acceso también es muy sencillo y, además, hasta llegar a ella disfrutaremos de una sucesión de paisajes que harán que el recorrido hasta llegar a nuestro destino merezca todavía más la pena. 

Cala Pregonda (Wikipedia)

Cala Saona (Formentera)

Formentera es un regalo de la naturaleza. Su paisaje natural se encuentra a la altura de los mejores del mundo. Y lugares como Cala Saona tienen gran culpa de ello. Entre acantilados, este espacio es capaz de transmitirnos una sensación de paz y de tranquilidad que parecerá que hayamos recorrido millones de kilómetros hasta llegar a ella. En su agua completamente transparente encontramos la excusa perfecta para darnos el primer baño de la temporada.

Cala Saona (bigstock)

Cala Galdana (Menorca)

Volvemos de nuevo a Menorca para disfrutar del ambiente que encontraremos en Cala Galdana. Situada muy próxima a Ciudadela y a Mahón, su acceso es muy sencillo y no nos costará ningún esfuerzo. Su aspecto es muy familiar. Y, especialmente en esta época, todavía no hay mucha gente disfrutando de ella. Cala Galdana es una muy buena opción para experimentar la tranquilidad que nos proporciona sentarnos frente al mar.

Cala Galdana (bigstock)

Cala Salada (Ibiza)

En las Islas Baleares, pero esta vez en Ibiza, podemos llegar a Cala Salada. Su enclave, entre acantilados, conforma una atractiva propuesta para descansar mientras disfrutamos de un día de naturaleza. 

Cala Salada (bigstock)
0

No hay comentarios ¿Te animas?