Viajes

Ochagavía, el pueblo de postal que se esconde en el valle de Salazar

Teresa Rey

Foto: ochagavia.com

Viernes 21 de junio de 2019

1 minuto

Situado al norte de Navarra, en los Pirineos, destaca por sus calles empedradas y su puente medieval

En el valle de Salazar se esconde un pueblo de postal Ochagavía

En pleno valle de Salazar, al norte de Navarra, se encuentra un pueblo de postal: Ochagavía. Su ubicación privilegiada por la naturaleza que le rodea y su arquitectura característica de la zona, hacen que este enclave del Pirineo navarro, sea uno de los lugares más atractivos para los viajeros que se acercan a estos parajes.

Callejuelas empredradas

Pasear por las calles empedradas de Ochagavía es un deleite no solo desde el punto de vista de las construcciones que nos encontramos en cada rincón, típicas de las localidades de esta parte de los Pirineos. Lo es también por las montañas que la rodean, sierras con bosques de ensueño que esconden historias y leyendas protagonizadas por los personajes y seres curiosos que forman parte de la idiosincrasia navarra.

Callejuelas adoquinadas, nobles caseríos, casas típicas de tejados inclinados, el colorido de algunas de sus fachadas junto a las flores que adornan los balcones, son algunos de los elementos destacados de este lugar que propician que al caminar por él nos hagan pensar que estamos visitando un mini ciudad de cuento como ocurre con otros pueblos españoles con encanto.

Pueblo de Ochagavía

Lugares de interés

El puente medieval de piedra que atraviesa el río Anduña es uno de los puntos favoritos para hacerse la foto, pero hay más lugares de interés. Los palacios medievales de Urrutia, Iriarte y Donamaría o las casas blasonadas pertenecientes a los siglos XVIII y XIX, son algunos de ellos.

Destaca también la iglesia de San Juan Evangelista construida entre los siglos XVI y XVII, con restos medievales y retablos del Renacimiento y del Barroco, junto a otras singularidades. También tenemos el Santuario de Nuestra Señora de Muskilda, una ermita románica del siglo XII, a cuatro kilómetros de Ochagavía. El 8 de septiembre se celebra la fiesta de la romería a la ermita y el pueblo vive uno de sus momentos tradicionales más significativos.

De este enclave parten varias rutas a parajes de ensueño, por lo que es un buen sitio para practicar el senderismo. Algunas de ellas permiten adentrarnos en la Selva de Irati o también podemos subir al Pico de Ori (2.021 m.), uno de los más conocidos de los alrededores y del Valle de Salazar y al que se puede acceder sin dificultad.

0

No hay comentarios ¿Te animas?