Viajes

Un paseo por el legado modernista de la ciudad de Melilla

Victoria Herrero

Lunes 22 de abril de 2019

2 minutos

Enfrente de la costa de Almería se esconde una ciudad sorprendente por su arquitectura

El legado modernista de Melilla (http://www.melillaturismo.com/)

Algunos ni lo creerán pero Melilla es la segunda ciudad española, tras Barcelona, en albergar más bellos ejemplos de arquitectura modernista. Y es que, esta urbe española en el continente africano sorprende por una mezcla de culturas interesante, lo que la convierte en una ciudad cosmopolita muy recomendable para visitar.

Un escenario único donde se mezclan imágenes sacadas de un ambiente burgués que recuerda a otras épocas pasadas con el colorido de las chilabas y los mercadillos junto a la frontera con Marruecos

Melilla, una antigua ciudad militar 

El pasado de Melilla es eminentemente militar y defensivo, lo que se refleja paseando por las calles de esta ciudad. Así, podemos contemplar ejemplos de antiguas murallas y otros elementos defensivos. Es la parte más histórica de la ciudad, coronada por La Ciudadela. Un conjunto monumental que mira hacia el mar de Alborán –la parte más occidental del mar Mediterráneo– recordando épocas pasadas de ataques, invasiones y asentamientos de diferentes culturas a lo largo de los siglos.

Renovación modernista

Fue la llegada a la ciudad del arquitecto Enrique Nieto, discípulo de Antonio Gaudí, lo que fue dando forma a una ciudad que, a principios del siglo XX, empezaba a ver cómo surgían los primeros edificios de tinte modernista y art decó con motivos florales, una mayor profusión en la decoración de las fachadas y una ornamentación que chocaba con la sobriedad clásica de décadas ya pasadas.

Todo para albergar los más de 900 edificios modernistas que hoy salpican la ciudad, especialmente en las zonas aledañas al ensanche Reina Victoria –conocido como el Triángulo de oro–. Así, se pueden contemplar inmuebles como el Edificio La Reconquista, uno de los más conocidos de Melilla y que nos recuerda a los de la ciudad condal. 

Uno de los edificios modernistas de Melilla, La Reconquista (https://www.flickr.com/photos/twiga_swala/7124594619)

Por su parte, el Palacio de la Asamblea es la actual sede del consistorio de Melilla y fue construido en el año 1932. Lo más singular de su diseño son los dos torreones de inspiración árabe que se erigen sobre la fachada. 

La imagen que encabeza este artículo es otro ejemplo claro de edificio modernista. La Casa de los Cristales sirvió en un primer momento para albergar el lujoso hotel Reina Victoria, que vio pasar a lo mejor de una época esplendorosa. 

Por último, esa amalgama de culturas de la que hablábamos al principio se puede observar en la sinagoga Yamín Benarroch, obra del mismo arquitecto y que destaca por una imaginativa fachada.  

0

No hay comentarios ¿Te animas?