Viajes

5 paradas que hacer en la Ruta de los Pueblos Blancos de Cádiz

Marco Herrera

Jueves 28 de marzo de 2019

2 minutos

Los pueblos blancos ofrecen paisaje, gastronomía y arquitectura disfrutando de la sierra gaditana

Ruta de los Pueblos Blancos: Torre Alháquime (Turismo de Cádiz)

La Ruta de los Pueblos Blancos es uno de los viajes que gana cada año más adeptos. Sus magníficos paisajes, su gastronomía y la peculiaridad de sus construcciones a lomos de montes en la sierra le hacen ser un destino muy apetecible y bastante barato.

Echamos un vistazo a algunos de los Pueblos Blancos que merece la pena visitar si decides lanzarte a la aventura por la provincia de Cádiz.

Grazalema

El municipio que da nombre al Parque Natural en el que está situado es una de las localidades más conocidas del interior de la provincia. Grazalema es un destino habitual tanto para quienes se lanzan a la aventura por el monte como para aquellos que prefieren disfrutar de casas completamente blancas en uno de los municipios más lluviosos de la Península debido al microclima que posee. La ermita de Nuestra Señora de los Ángeles es paso obligado para muchos y a nivel gastronómico podemos encontrar su famoso queso payoyo, el cubilete o las cagarrias.

Grazalema (BigStock)

El Bosque

El Bosque es otro de los municipios de obligada visita si paseamos por los pueblos blancos. Situado entre la Sierra de los Alcornocales y la Sierra de Grazalema, es atravesado por el río Majaceite. Al igual que Grazalema, cuenta con unos índices de lluvia anuales de los más altos del país. El Molino del Duque o la Fuente del Rodezno son algunos de sus lugares para visitar, y en su gastronomía destacan las chacinas o las truchas con jamón. 

El Bosque (Turismo de Cádiz)

Zahara de la Sierra

Un destino ineludible paseando por los Pueblos Blancos es Zahara de la Sierra, ubicado en el Parque Natural Sierra de Grazalema, con su característico peñón con el castillo a orillas del embalse del pueblo. En los últimos años el senderismo, el kayak o la espeleología han tomado protagonismo en esta pequeña localidad, que sin embargo sigue con su encanto de casas blancas y calles empedradas. En su gastronomía es famosa la carne, los quemones y la repostería de la localidad, con los suspiros y los gañotes como productos típicos.

Zahara de la Sierra y su embalse (BigStock)

Setenil de las Bodegas

Si hay un pueblo que ha ganado popularidad en toda Andalucía en los últimos años ese ha sido Setenil. La construcción de sus casas blancas, que parecen estar unas sobre las otras y sus cuevas donde se alojan antiguas casas bajo la piedra dan un encanto especial a esta localidad cercana a Ronda. Entre su gastronomía destacan las sopas cortijeras o el queso de cabra con membrillo.

Cuevas en Setenil de las Bodegas (BigStock)

Torre Alháquime

Torre Alháquime es uno de los pueblos más pequeños de la provincia de Cádiz, lo que le da un extra de tranquilidad frente a otros ya más transitados. En el casco antiguo de la localidad, rodeando a la iglesia del siglo XVIII de Nuestra Señora de la Antigua encontramos calles estrechísimas que conectan cuestas imposibles. Situado en un cerro con la llanura de Las Vegas por la parte sur y los montes de la Sierra Subbética en el norte, el pueblo fue paso frecuente de bandoleros en sus hazañas en la sierra gaditana, en particular del famoso José María 'el Tempranillo'. En su gastronomía siempre destacaron los melones sembrados en la localidad o las migas con cebolla. 

0

No hay comentarios ¿Te animas?