Cartas al director

¿Cómo me van a afectar los nuevos coeficientes reductores si estoy desempleado?

Fernando Marín

Viernes 7 de mayo de 2021

8 minutos

¿Cómo me van a afectar los nuevos coeficientes reductores si estoy desempleado?
Fernando Marín

Viernes 7 de mayo de 2021

8 minutos

Cartas al director (cintillo)

 

El pasado día 12 de Abril el ministro Escrivá detalló ante la comisión de seguimiento del Pacto de Toledo las medidas propuestas por el gobierno para alinear la edad efectiva y la edad ordinaria de jubilación. Dentro de estas medidas, que aparecen publicadas el mismo día en la web de Moncloa, están las tablas con los nuevos coeficientes reductores que penalizarán la jubilación anticipada voluntaria junto con los textos que dan respuesta a parte de las dudas que van surgiendo. Desde entonces, pocos han sido los medios de comunicación que han explicado de manera clara cómo afectaran estos coeficientes reductores a los desempleados que quieran jubilarse anticipadamente. En mi opinión, para entender los cambios que propone el gobierno lo primero que hay que conocer es que en la actualidad los coeficientes reductores de la jubilación anticipada involuntaria solo están reservados para aquellos desempleados que provienen de contratos indefinidos y desde siempre se ha considerado que los desempleados procedentes de contratos inestables (léase temporales, de duración de obra, por ETT, parciales temporales, etc.) siguen en activo y que, por lo tanto, se les debe aplicar las penalizaciones existentes en la jubilación anticipada voluntaria, que son superiores. Una vez que conocemos cómo es la situación actualmente se entenderá mejor la propuesta del Gobierno, que consiste en que todos los desempleados que estén cobrando algún tipo de subsidio puedan acogerse a los coeficientes de la jubilación involuntaria que son más beneficiosos, con lo cual yo entiendo sin ningún lugar a dudas que los coeficientes reductores correspondientes a la jubilación voluntaria dejarán de afectar a los desempleados que procedan de contratos temporales.

Está claro que hasta la fecha nadie había obligado a los desempleados más perjudicados por las sucesivas crisis a que se jubilaran anticipadamente, pero es evidente que la necesidad de hacerlo, como mínimo, es la misma para los que trabajan sus últimos años de vida laboral en contratos precarios alternados con prolongadas situaciones de desempleo, que para un desempleado que proviene de un contrato indefinido y que no ha de pasar por el mismo calvario si tiene ya cumplidos los 61 años. También estoy seguro de que nadie tiene dudas de que un trabajador no abandona voluntariamente su trabajo cuando termina un contrato temporal y que se debe únicamente a una decisión del empresario. El trabajador o trabajadora lo único que desea es no perder su trabajo porque sabe que lo que le viene a continuación es estar otra vez en el paro buscando un nuevo trabajo a 50 km. a la redonda de su domicilio y a saber en qué condiciones.

A mi me desconcierta un poco el escaso eco que ha tenido en los medios de comunicación esta propuesta tan beneficiosa para todos los desempleados y, para qué negarlo, esperaba un poco más de entusiasmo ante la posibilidad de que por fin se quiera terminar con esta injusticia que desde siempre se había cometido con los más desfavorecidos y desfavorecidas por las sucesivas crisis procedentes de contratos inestables. Para mí se trata de una gran noticia porque en esta vida nunca se sabe lo que te puede pasar a ti o a los que vengan detrás, y un buen día estás trabajando temporalmente dándolo todo por la empresa esperando que reconozcan tu valía y te hagan indefinido, y al día siguiente te dicen que ya no eres necesario y te encuentras de patitas en la calle. Actualmente, ni siquiera hace falta esta paradoja, con que venga una crisis y estés desempleado con más de 50 años lo más probable es que debas pasar el resto de tu vida laboral alternando contratos temporales con prolongadas situaciones de desempleo, que tu base reguladora se vea cada mes drásticamente reducida y que como resultado de estas fatídicas combinaciones el calculo de tu pensión no llegue a la pensión mínima. Por desgracia los desempleados y desempleadas provenientes de contratos inestables no han podido contar hasta ahora con un interlocutor en las mesas de dialogo social que les tuviera en cuenta a la hora de elaborar las leyes que actualmente rigen y tal vez sea esta la última oportunidad que tengan para que termine de una vez esta injusticia (tengo que añadir que un contrato temporal no es ningún indicador de que el trabajador o trabajadora este haciendo un trabajo más o menos imprescindible para la sociedad, o más o menos penoso, que si tuviera un contrato indefinido).

Puede ser que esté pecando de mal pensado pero creo que el poco entusiasmo que ha generado esta propuesta en los medios se debe a nuestra predisposición a creer que el visto bueno para celebrar una medida social en beneficio de todos lo debe de dar en primer lugar los sindicatos mayoritarios, ya que en principio son los más indicados para defender las causas justas. En este caso, los sindicatos aun no nos han dado el visto bueno para celebrarlo y, por el contrario, nos están diciendo a través de los medios de comunicación que la reciente propuesta de los coeficientes reductores no debe aprobarse porque afectará especialmente a los desempleados. Sin ir más lejos, en unas declaraciones hechas en la cadena SER de Catalunya, una semana después de que se hicieran publicas las propuestas del gobierno, el líder de UGT pidió que el gobierno retirara su propuesta de reforma de las jubilaciones anticipadas y que se mantuvieran las condiciones existentes porque el 80 % de las personas que se jubilaron en 2019 lo hicieron desde el paro. Yo prefiero no opinar acerca de las intenciones reales del Sr. Álvarez, pero esta claro que no van encaminadas a beneficiar a todos los desempleados sino a proteger los intereses de sectores profesionales más influyentes y sindicados (vuelvo a recordar que en los dos últimos párrafos de las propuestas del gobierno concernientes a los coeficientes reductores se establece que todos los desempleados que estén cobrando algún subsidio podrán acogerse a los coeficientes reductores de la jubilación involuntaria por causa no imputable al trabajador, que son claramente más beneficiosos. Por lo tanto se entiende perfectamente que no les van a afectar los nuevos coeficientes reductores de la jubilación voluntaria).

Para terminar quiero expresar mi deseo de que todo llegue a buen puerto y de que cuanto antes haya un entendimiento en una cuestión tan urgente como la que se quiere solucionar. La propuesta está encima de la mesa de diálogo social y está en manos de los agentes sociales decidir si se ha de seguir ignorando a l@s más desfavorecid@s y desprotegid@s por las sucesivas crisis o si se va a enmendar esta injusticia que desde siempre se ha cometido con ell@s.

Un saludo a todos pensionistas actuales y futuros, y gracias a 65Ymás por ayudar a que todos estemos mejor informados en un asunto tan delicado como es la reforma de las pensiones.


Fernando Marín

Si eres lector o lectora de 65Ymás y quieres denunciar cualquier situación de la que hayas sido testigo, dar tu opinión sobre cualquier tema de actualidad o sobre cualquier circunstancia que te afecte, puedes enviarnos una carta a nuestro diario. Es muy sencillo. Sólo tienes que entrar en CARTAS AL DIRECTOR o rellenar este formulario:

 

 

 

 

Sobre el autor:

Fernando Marín