Futuro de las pensiones

Macrofondo de pensiones de Escrivá: El Gobierno comienza a diseñarlo en medio de un mar de dudas

Marta Jurado

Miércoles 5 de mayo de 2021

5 minutos

Poco se sabía hasta ahora del primer gran fondo de pensiones de empleo de garantía pública de España

Escrivá no tocará la jubilación parcial en la reforma de pensiones pero sí la forzosa y anticipada
Marta Jurado

Miércoles 5 de mayo de 2021

5 minutos

Logopensiones3
 

Un grupo de trabajo mixto formado por representantes de la Seguridad Social y de la Dirección General de Seguros ya han comenzado a trabajar en el primer gran fondo de pensiones de empleo de garantía pública de nuestro país. Después de que los Presupuestos Generales del Estado 2021 contemplasen la creación del macrofondo público el pasado diciembre, nada más se sabía de este mecanismo complementario sin precedentes en España y que todavía genera muchos dudas ante la falta de información. Pero según confirman a 65Ymás fuentes del ministerio de Seguridad Social (@inclusiongob), ya han comenzado las primeras reuniones para perfilar la norma que lo regule. 

En la actualidad la Administración General del Estado no puede promover un fondo de planes de pensiones, y el Gobierno debe proponer un proyecto de ley para que haya un soporte jurídico sobre el que la propuesta de Escrivá se desarrolle. Las conversaciones hasta el momento dejan un proyecto de gran alcance que pueda multiplicar por seis en menos de diez años los trabajadores adscritos a planes de empleo, llegando a los 13 millones sobre 2030, según informa el diario la Información. Además, Escrivá prevé invertir un presupuesto de unos 100.000 millones de euros.

fondo pensiones

¿En qué consistirá el superfondo?

El fondo de pensiones colectivo que plantea Escrivá tiene como objetivo generalizar que las empresas doten a sus trabajadores de un sistema de ahorro con el que complementar la pensión de la Seguridad Social. Hasta ahora, el segundo pilar (ahorro empresarial) tan solo funciona en un puñado de grandes empresas. Desde el Ministerio de Inclusión y Seguridad Social esperan que el macrofondo pueda acoger planes de pensiones en funcionamiento y nuevos planes que se pongan en marcha, además de tener comisiones de funcionamiento más bajas que las actuales. 

Tal como explicaba el propio ministro, Jose Luis Escrivá ante el Pacto de Toledo, el superfondo será un instrumento colectivo de previsión social complementaria con supervisión y garantía pública y que, a falta de conocer todos los detalles, podría ser de gestión privada (modelo NEST británico). Pero en España, el único sistema parecido que existe es el de las Entidades de Previsión Social Voluntaria (EPSV), que funcionan con éxito en el País Vasco desde hace años.

macrofondo1

Bruselas, interesada en el plan

Escrivá asegura a Bruselas -a quienes envió el pasado viernes la propuesta- que este macrofondo sería un potente instrumento de política económica para España y que el fondo se convertirá "en una fuente fundamental de financiación privada de las inversiones para la transición energética y digital". Por su parte, desde Bruselas se han mostrado muy interesados en el plan español y ya han contactado con el Ministerio para preguntar por la iniciativa y su desarrollo, según publican diversos medios. 

Pero el Gobierno tiene todavía un largo camino por recorrer en el que se espera contar con la colaboración de actores privados. Desde el sector privado han dicho que el Ministerio de Escrivá ha manifestado su interés en que formen parte del proceso para conseguir un macrofondo público de pensiones, pero todavía no han concretado la manera para conseguirlo. 

macrofondo2

¿Cuáles son las grandes incógnitas?

Pero todavía hay muchas dudas al respecto. Aparte de cómo y cuándo podría entrar el sector privado en este sistema público complementario y si lo hará de manera que no intervenga en la competencia, también está sobre la mesa la incógnita de si los futuros planes de empleo públicos contarán con incentivos fiscales. Desde el sector privado piensan que el plan no llegará lejos si no se estimula con ayudas fiscales más directas a las aportaciones de particulares y empresas, según publica la Información.

Todo apunta a que algunas medidas ya implementadas por el Gobierno como la rebaja de 8.000 a 2.000 euros al años, al tiempo que elevaba ese umbral hasta los 10.000 euros para las aportaciones de empresas y particulares a planes de empleo, podrían estar marcando el camino. Sin embargo desde el sector del ahorro privado advierten que el plan de Escrivá no llegará muy lejos si no se estimula con ayudas fiscales más decididas a las aportaciones de particulares y empresas. La idea inicial de Escrivá es que la adscripción y las aportaciones sean voluntarias.

Sobre el autor:

Marta Jurado

Marta Jurado

Marta Jurado es periodista especializada en Sociedad, Economía, Cultura, Política y redactora en el diario digital 65Ymás desde sus inicios. Licenciada en la Universidad Carlos III ha trabajado en medios de tirada nacional como El Mundo Público y las revistas Cambio16 y Energía16. Tiene además experiencia en comunicación corporativa de empresas e instituciones como INJUVE.

… saber más sobre el autor