Cartas al director

Propuestas de PLADIGMARE para los partidos que se presentan a las elecciones de Madrid

PLADIGMARE

Domingo 18 de abril de 2021

9 minutos

Mejora en las residencias valencianas.
PLADIGMARE

Domingo 18 de abril de 2021

9 minutos

Cartas al director (cintillo)

 

La hecatombe producida en las Residencias para Personas Mayores de la Comunidad de Madrid, como consecuencia de la crisis ocasionada por la pandemia Covid-19, con más de 6.000 fallecimientos en las mismas por Covid confirmado o síntomas compatibles, más los, prudencialmente, más de 2000 fallecidos en los hospitales por el terrible virus, han convertido en imperiosa la necesidad de cambiar el actual modelo de Residencias, que como Asociación ya veníamos denunciando.

Las carencias que veníamos señalando en la atención a los mayores (falta de personal, desidia, falta de controles que garantizaran la calidad y la dignidad de sus vidas, la primacía del negocio sobre cualquier otra consideración en los cuidados…), han multiplicado sus indeseables efectos con la pandemia, convirtiendo a las Residencias en un lugar trágico en donde el virus ha hecho estragos.

Es necesario abrir un debate sobre cómo queremos que sean atendidas las personas mayores cuando ya no pueden valerse por sí mismas, porque el aumento de la esperanza de vida y el consiguiente envejecimiento de las sociedades, es un logro de la humanidad que no se puede alcanzar a costa de quienes llegan a esas edades, disminuyendo su calidad de vida y vulnerando su dignidad.

Estas propuestas forman parte de ese debate y son fruto de las alternativas que ya veníamos planteando para solucionar los problemas detectados en las Residencias y de lo que, por desgracia, hemos tenido que aprender con la pandemia.

1) ESTRUCTURA DE LAS RESIDENCIAS:

A) TAMAÑO: No solo por los efectos de la Covid-19, sino por la necesidad de poder atender a las personas teniendo en cuenta su individualidad y sus preferencias (no son números): Las Residencias no pueden ser de un tamaño superior a las 60 plazas en habitaciones individuales, con posibilidad de convertirse en dobles para matrimonios o parejas de hecho que así lo deseen.

B) AUTORIZACIONES ADMINISTRATIVAS: No se pueden dar autorizaciones administrativas de funcionamiento a las que superen esa capacidad. Habrá que buscar soluciones arquitectónicas para las existentes que superan esas dimensiones y establecer un período transitorio de adaptación.

Debe existir obligatoriamente un stock de EPIs con un alcance de un mes en todas las Residencias, comprobable por las autoridades en cualquier momento, para que no se pueda repetir lo que hemos vivido durante la primera ola. Retirada de la autorización administrativa de funcionamiento si la Residencia no cumple con el mismo.

Establecimiento obligatorio de Planes de Contingencia en todas las Residencias, con simulacros periódicos de zonificación y clasificación de residentes, con retirada de la autorización administrativa si no se cumpliera.

2) PERSONAL

A) RATIOS: Hay que modificar los criterios de establecimiento de las ratios.

Se deben dimensionar las plantillas para cada una de las categorías de atención directa que las integran (TCAES o Gerocultoras, Fisioterapeutas, Enfermeras, Médicos, Terapeutas ocupacionales, Psicólogos, trabajadores sociales, animadores socio-culturales), así como de nutricionistas, trabajadores de la limpieza, mantenimiento y cocina, de forma tal que no disminuyan las plantillas en los períodos de vacaciones, descansos semanales, festivos, ni como consecuencia de las bajas por enfermedad que se puedan producir en el sector y la categoría.

Para ello, se deben establecer las ratios con criterios objetivos, científicos, por puestos de trabajo y por turnos. Debería haber ratios de los turnos de mañana, tarde y noche de cada uno de los siguientes puestos de trabajo: TCAES o Gerocultoras Fisioterapeutas Enfermeras Médicos Terapeutas ocupacionales Psicólogos Nutricionistas Trabajadores sociales Animadores socio-culturales Trabajadores de la limpieza Mantenimiento Cocina.

B) FORMACIÓN: Las cualificaciones de las trabajadoras deben ser regladas, se deberían equiparar, al alza, en cuanto a formación, las categorías de TCAE y Gerocultora.

Las enfermeras y médicos deberían tener la especialidad de geriatría preferentemente. Establecimiento obligatorio de formación en pandemias y en el uso de EPIs. para todos los trabajadores de atención directa, con prácticas y simulacros periódicos. Establecimiento de cursos contra el edadismo y el respeto hacia los mayores.

C) CONTRATACIÓN: Eliminación de los contratos precarios para las categorías de atención directa.

Fomento de la contratación indefinida con puntuación positiva para quienes tengan un porcentaje de más del 90% de los trabajadores con esa modalidad, caso de acceder a contratos de gestión públicos o de subvenciones públicas.

3) PROTOCOLO CONTRA EL MALTRATO

Establecimiento de unos parámetros claros que abarquen todas las vertientes del mismo (psíquico, físico, sexual, etc.), que permitan identificarlo de manera eficaz.

Información y coordinación tanto con los servicios médicos de atención primaria, como con los hospitales, para ante cualquier síntoma de maltrato se pueda reaccionar de manera rápida y eficaz.

4) COORDINACIÓN CON EL SISTEMA NACIONAL DE SALUD

Cuando se ingresa en una Residencia, no se pierde ningún derecho, ni se convierte nadie en un ciudadano diferente al resto de los demás.

Las personas residentes siguen teniendo el mismo derecho a la atención primaria, especializada y a la atención en hospitales que el resto de ciudadanos. Los servicios médicos de las Residencias son complementarios de los que nos corresponden a todos.

Se deben utilizar las herramientas informáticas precisas y dotar a la atención primaria del personal necesario, para que la salud del residente sea controlada y tratada por el Sistema Nacional de Salud.

La Coordinación con los servicios médicos de la Residencia será bajo las directrices y supervisión del médico que le corresponda, de la misma manera que al resto de los ciudadanos.

Control exhaustivo de la medicación pautada y administrada al residente. Establecimiento de programas informáticos que controlen el suministro de fármacos e impidan la sobremedicación y el exceso de suministro de fármacos pautados.

5) CONTROL

A) INSPECCIONES: Aumento del número de inspectores. Establecimiento de otros métodos de inspección. Las inspecciones periódicas no deben, ni pueden, ser avisadas.

Los inspectores deben hablar con los autores de las denuncias y comprobar con ellos lo denunciado. Antes y/o después de hacerlo con la empresa. Incremento sustancial de la cuantía de las sanciones y penalidades.

Agotamiento de las posibilidades que da la actual regulación, incluidas las prohibiciones de financiación pública de las empresas y la intervención de las Residencias, en su caso, en función de la reiteración y gravedad de los incumplimientos.

B) PARTICIPACIÓN: Participación de los familiares en los Consejos de Residentes o de Usuarios

Establecimiento con carácter obligatorio de la creación de Consejos de Residentes o Usuarios en todas las Residencias, sean públicas o privadas, con más de 50 plazas.

Su composición establecerá un mínimo de 5 miembros, de los cuales el 60% serán Residentes elegidos por los mismos y el 40% familiares elegidos por los familiares hasta el 3º de consanguinidad o afinidad.

6) REEQUILIBRAR A FAVOR DE LO PÚBLICO LA DESPROPORCIÓN EXISTENTE A FAVOR DE LO PRIVADO.

En la Comunidad de Madrid, el 92% de las Residencias o son privadas o su gestión está en manos privadas.

Exigimos un compromiso para realizar un Plan de creación de Residencias públicas, gestionadas públicamente, para cubrir el déficit de 8.000 plazas residenciales que, en función de las recomendaciones de la OMS, existen en la Comunidad de Madrid.

Exigimos el pase a la gestión pública de todas las Residencias de titularidad pública que están siendo gestionadas privadamente (19 de titularidad autonómica y 12 de titularidad local).

Mientras esto último no se produzca exigimos que aquellas empresas sancionadas por incumplimientos graves de la ley o de los Pliegos de los contratos de gestión, tengan una puntuación negativa, en función de la gravedad, en los concursos de gestión de Residencias públicas y en los acuerdos marcos de plazas concertadas. Si la sanción ha sido por maltratos, exclusión del acceso a dichos concursos.

Deseamos que estas reivindicaciones, que tienen un carácter de mínimas, sean asumidas por todos los partidos políticos que se presentan a estas elecciones y formen parte del debate que se tiene que producir para que lo ocurrido en las Residencias de la Comunidad de Madrid no se vuelva a repetir y para que se exijan las responsabilidades correspondientes en lo que ha sido una gestión trágica de la pandemia en nuestra Comunidad.


Junta Directiva de la Asociación Plataforma por la Dignidad de las Personas Mayores en las Residencias (PLADIGMARE)

Si eres lector o lectora de 65Ymás y quieres denunciar cualquier situación de la que hayas sido testigo, dar tu opinión sobre cualquier tema de actualidad o sobre cualquier circunstancia que te afecte, puedes enviarnos una carta a nuestro diario. Es muy sencillo. Sólo tienes que entrar en CARTAS AL DIRECTOR o rellenar este formulario:

 

Sobre el autor:

PLADIGMARE