Alejandro Otero
Opinión

La coexistencia de cuatro generaciones

Alejandro Otero Davila
La coexistencia de cuatro generaciones

Las personas mayores de nuestra generación, comenzamos a vivir una situación única en la historia de la humanidad, la mayoría ha tenido la vivencia propia, o conocido a familias, que están conviviendo cuatro generaciones. Nuestros nietos, en mi caso, con una edad catorce años, están conviviendo con sus BISABUELAS y han conocido a un bisabuelo.

Los nacidos a principios del siglo XX cumplieron los cincuenta años, siendo huérfanos de padre y de madre en su gran mayoría.

 En cambio, más del 60% de los nacidos en los años treinta de dicho siglo, han cumplido dicha edad teniendo algún progenitor vivo.

55c070824e7cafcd144e27b261f3880d

En las generaciones nacidas en la segunda mitad de siglo XX, que llegan a la madurez a partir de ahora, la supervivencia de los progenitores es ya espectacularmente mayoritaria. En muy poco tiempo lo raro se ha convertido en normal: «Gozar de la existencia de los propios progenitores mientras se atraviesan las edades adultas e incluso después de la jubilación, se extiende la coexistencia de cuatro generaciones ligadas por filiación directa, y el cambio de perspectiva vital que ello produce es notable.

Para los niños, que conocen a sus bisabuelos; para los adultos, que traen hijos al mundo teniendo aún vivos a sus propios abuelos; para quienes tienen nietos y, pese a todo, se sienten jóvenes porque aún no son la generación más antigua de su línea familiar. Son situaciones rarísimas en la historia humana que en España se han vuelto frecuentes en las últimas décadas, y muy pronto resultarán mayoritarias.

 Las generaciones femeninas nacidas en 1970-1974 tienen un 45% de probabilidades de que su primer hijo nazca teniendo bisabuela/o, y tales probabilidades no van a hacer más que aumentar en las generaciones posteriores. 

Los demógrafos han anunciado que, en el año 2050, el 50% de los españoles tendrá más de 50 años y casi uno de cada tres superará los 65.

Por primera vez en la historia, habrá más personas mayores que jóvenes y ello obligará a cambios sociales, económicos, laborales, culturales y políticos de tal magnitud que nuestras sociedades resultarán irreconocibles. Se hará necesario desviar una ingente cantidad de recursos hacia los servicios de atención a las personas mayores.

Dentro de nuestros objetivos es comenzar a trabajar para evitar la SOLEDAD NO DESEADA, que estará muy patente en esta nueva sociedad de personas mayores.

La soledad no deseada que en Galicia comenzamos a vivir. y el sentimiento de vacío existencial, es un problema real y alarmante en toda la población gallega, que poco a poco se puede convertir en una epidemia, que no debemos disfrazar, para convertirlo en un tema ajeno a nosotros, cuando paradójicamente es la concienciación de dichos valores los que enriquecen una sociedad motivada, para ayudar a estas personas.

FEGAUS. La Federación Gallega de Alumnos Universitarios Seniors, ha incorporado en su objetivo estratégico “Poner en valor la formación, experiencia profesional y talento de las personas mayores de Galicia” trabajar para informar, potencia y proponer soluciones para compartir con todas las organizaciones de mayores, dar una respuesta a LA SOLEDAD NO DESEADA EN GALICIA”.

“Si te sientes en soledad cuando estás solo, estás en mala compañía.”
Jean Paul Sastre.


Alejandro Otero Davila, Presidente de FEGAUS.

Fuentes para realizar este texto: El libro Blanco de CAUMAS. Asignatura pendiente en el siglo XXI. M-2953-2018

 

0

No hay comentarios ¿Te animas?