Expertos

¿Por qué los forenses dicen que los cadáveres hablan?

Ramón Sánchez-Ocaña

Miércoles 17 de noviembre de 2021

2 minutos

Cadávares que hablan
Ramón Sánchez-Ocaña

Miércoles 17 de noviembre de 2021

2 minutos

¿Por qué los forenses dicen que los cadáveres 'hablan'? Porque a ellos les 'dicen' muchas cosas, que a los profanos nos parecen imposibles. Por ejemplo: ¿cómo se puede determinar no solo que alguien bebió alcohol, sino incluso que fue ginebra? En principio, con análisis de sangre al cadáver se sabe su índice de alcoholemia. Pero como al fallecer se detienen todos los procesos digestivos, se puede analizar todo lo que tiene en el estómago, de manera que se puede saber lo que ha bebido.

También cabría la posibilidad de que fuera obligado a beber, o que a través de un embudo se le forzara a ingerir la bebida alcohólica. En teoría podría pasar desapercibido. Pero un analista minucioso vería rastros de resistencia, que siempre dejan huella en forma de rozaduras, de lesiones…

¿Y ante una caída? ¿Se ha caído, se ha tirado o lo arrojaron? En teoría, no se sabría. Pero solo en teoría. En la práctica, ocurre lo mismo. Si a alguien le van a tirar por una ventana, como es lógico, lucha por impedirlo, hay forcejeo, hay pelea, hay violencia, y esa violencia, aunque no se quiera, siempre deja rastro, marcas que lógicamente los forenses expertos, saben ver.

También cabría la posibilidad de que fuera arrojado inconscientemente. Pero entonces los expertos en medicina legal sabrían perfectamente si fue arrojado o se arrojó... La forma de caer, y la postura pueden ser determinantes. Un buen forense podría decir sin mucho esfuerzo si fue voluntaria o no… O si el cuerpo estaba inconsciente antes del hecho.

Un infarto también puede notarse en el corazón de un cadáver. Pero para verlo en el corazón, el infarto debe haber tenido por lo menos ocho horas de evolución en vida; es decir, para que en el corazón del cadáver aparezca señal de infarto, éste tuvo que ocurrir por lo menos ocho horas antes...

No olvidemos que un infarto es la muerte  parcial del corazón, como si se muriera, por falta de riego una esquina del músculo cardiaco. Pero si ese infarto produce la muerte del individuo, enseguida se muere todo el corazón, con lo que no aparecen señas... De todos modos siempre se puede saber si murió de un infarto por el análisis de las fibras y por los cambios enzimáticos.

Los porqués de Ocaña - consultorio

Sobre el autor:

Ramón Sánchez-Ocaña

Ramón Sánchez-Ocaña

Ramón Sánchez-Ocaña (Oviedo, 1942) es miembro del Comité Editorial de 65Ymás. Estudió Filosofía y Letras y es licenciado en Ciencias de la Información. Fue jefe de las páginas de Sociedad y Cultura de El País, y profesor del máster de Periodismo que este periódico organiza con la Universidad Autónoma de Madrid. 

En 1971 ingresa en TVE. En una primera etapa se integra en los servicios informativos y presenta el programa 24 horas (1971-1972). Entre 1972 y 1975 continúa en informativos, presentando el Telediario. No obstante, su trayectoria periodística se inclina pronto hacia los espacios de divulgación científica y médica, primero en Horizontes (1977-1979)​ y desde 1979 en el famoso Más vale prevenir, el cual se mantiene ocho años en antena con una enorme aceptación del público.

Tras presentar en la cadena pública otros dos programas divulgativos, Diccionario de la Salud e Hijos del frío, fue fichado por Telecinco para colaborar primero en el espacio Las mañanas de Telecinco y posteriormente en Informativos Telecinco.

Es colaborador habitual de radio, periódicos y revistas, y autor de una veintena de libros, entre los que destacan Alimentación y nutrición, Francisco Grande Covián: la nutrición a su alcance, El cuerpo de tú a tú: guía del cuerpo humano, Guía de la alimentación y Enciclopedia de la nutrición

En 2019 entró en el Comité Editorial del diario digital 65Ymás, en el que colabora actualmente.

… saber más sobre el autor