Un informe de Legalitas descubre algo que le interesará si estas vacaciones se hospeda en un hotel: hay tantas regulaciones hoteleras como autonomías. Usted se puede hospedar un día en Ribadeo, cruza la ría y la noche siguiente se hospeda al otro lado, en Vegadeo, y las obligaciones con el cliente son distintas. Sólo hay una excepción: los hoteles de cinco estrellas, que ofrecen los mismos servicios. De ahí para abajo, unos le dan útiles de limpieza corporal y en la región de al lado, no. No es que la legislación hotelera facilite la desmembración de España, pero es una muestra del reino de taifas que han hecho los gobernantes autonómicos. Y, si se tiene en cuenta el caso de los hoteles de lujo, podemos llegar a otra conclusión: solo los ricos son iguales en este país.

1
narcisoarevalolacayo Hace 4 meses
En mi mi País durante muchos años, antes que se llegara al diecinueve de Julio de 1979 los Pobres con una carrera Profesional eran iguales en preferencia que los hijos de ricos para conseguir trabajo en diferentes Empresas, y no se exigía que fuera militante o fanático Político del Partido que estaba en el Poder. Tampoco se les prohibía que estos fueron militantes de un Partido de izquierda como el Partido Socialista de aquella época, cuyos mayores integrantes eran Sindicalistas y Obreros