Jesús Cubero
Opinión

Residencias de mayores: cuando ahorrar sale caro

Jesús Cubero
La Fiscalía se persona en una residencia gestionada por Aralia para recabar información

Cuenta con todo el apoyo del sector el consejero Reyero (@albertoreyero) en esta iniciativa para actuar ante el incumplimiento contractual de la empresa Aralia en sus centros de Ensanche de Vallecas, Peñuelas y Leganés. Como profesionales del sector es nuestra obligación denunciar los casos de incumplimiento contractual que se produzcan y defender a los responsables políticos cuando deciden actuar para garantizar la calidad asistencial que la gran mayoría de residencias de mayores ofrecemos cada día. Resulta estéril diferenciar si se trata de una gestión pública o privada por dos motivos: el primero es que la calidad de la asistencia y atención a los mayores debe estar garantizada, y de hecho lo está tanto en los centros públicos como en los centros de gestión privada; el segundo motivo es que, aunque nos empeñemos, no resulta viable cubrir con plazas públicas la totalidad de la demanda de los ciudadanos mayores de nuestro país.

Ciñéndonos al caso de la Comunidad de Madrid, como ya ha denunciado en repetidas ocasiones el diputado socialista José Ángel Chamorro (@chamorro_555), el coste de la plaza de gestión pública se eleva a 80 € por persona y día. La Comunidad de Madrid abona a las empresas privadas 50 € por persona y día por la gestión de esas mismas plazas. Y al final… llegamos a la conclusión de que ahorrar en según qué sector acaba saliendo caro. La mayoría de las empresas privadas que gestionan centros residenciales en la Comunidad de Madrid están renunciando los últimos años a la gestión de esas plazas públicas por los bajos precios que se pagan. Queremos que nuestros mayores dispongan de unas instalaciones dignas, una alimentación completa y de calidad, y contar con una plantilla de profesionales estable y bien remunerada; y eso, en la mayoría de los casos tan sólo se puede hacer en la gestión privada de las plazas residenciales. 

Como sociedad debemos tomar conciencia y seguir el ejemplo de comunidades autónomas como Euskadi o Navarra, donde han priorizado la atención a los mayores y están fijando precios realistas que permiten que las empresas hagan una gestión eficiente de sus recursos y donde los puestos de empleo de nuestro sector se cubren con facilidad por lo atractivo de las remuneraciones y de las condiciones de trabajo. En el caso concreto de los profesionales de enfermería, nuestro sector demanda un mayor número de profesionales para absorber las necesidades que tenemos como sociedad. Una población cada vez más envejecida requiere un mayor número de cuidados y cada vez son más especializados. Si no incrementamos los recursos económicos para la atención a los mayores y el número de profesionales en el mercado de trabajo… estamos abocados al fracaso como sociedad.

Felicito por tanto, a la Comunidad de Madrid por actuar de oficio en un caso como el de Aralia, e invito al Gobierno de la Comunidad de Madrid a elaborar una ley de atención a las personas en situación de dependencia que garantice la calidad en todos los servicios, y que garantice del mismo modo que el precio pagado por la gestión de dichos servicios no puede ser más de un 10% inferior al propio coste de gestión de los mismos servicios cuando se hace de forma pública. Quizás entonces, ahorrar deje de salirnos caro.


Jesús Cubero, secretario general de AESTE

1
Paulino González Fernández Hace 22 días
""(@chamorro_555), el coste de la plaza de gestión pública se eleva a 80 € por persona y día."" ESTO ES UNA BARBARIDAD.Ni una persona joven se gasta tanto al día. Máxime si, como sabemos, se quedan con un porcentaje de su JUBILACIO. ¿O esta alguien haciendo negocio con esto en la Publica?