Fernando Ónega
Opinión

Los niños de los crímenes

Fernando Ónega
Los niños de los crímenes

En Valga (Pontevedra) un hombre mató a tiros a su exmujer, a su excuñada y a su exsuegra delante de sus hijos de 7 y 4 años de edad. En Madrid otro hombre acuchilló a su esposa delante de sus hijas, dos niñas 8 y 10 años. En un par de días cuatro menores vieron el asesinato de sus madres. Esas criaturas están condenadas a vivir traumatizadas con esa imagen terrible. Su infancia estará marcada por una bestia que empuña una pistola o un cuchillo para matar lo que más querían. La última imagen de su madre es una mujer que se desangra ante sus ojos inocentes. No cabe mayor espanto. No cabe mayor crueldad. Y ahora acabo de leer en eldiario.es que no hay ayudas para las familias que acogen a esos huérfanos ni seguimiento de sus casos. Por parte de las autoridades, no cabe mayor frialdad.

0

No hay comentarios ¿Te animas?