Fernando Ónega
Opinión

Otra tomadura de pelo

Fernando Ónega
El presidente de Ciudadanos Albert Rivera

Cuando ya no había remedio, es decir, en el minuto 93, Albert Rivera intentó pactar una abstención en la investidura. Precio de salida: gobierno de Navarra, 155 y no indulto en Cataluña e impuestos de las clases medias. Hay algo peor que pedir lo imposible: que el supuesto compañero de abstención entienda que eso ya está pedido por él y se lo despreciaron. Y hay algo todavía “más peor”: que la teórica parte contratante, de nombre Pedro y residente en La Moncloa, justifique su rechazo diciendo que todo eso ya está cumplido. Si uno selecciona mal sus exigencias, otro dice que ya está pedido y el tercero asegura que ya cumplió, solo hay dos explicaciones: o frivolidad o tomadura de pelo. Yo creo que nos están tomando de cachondeo. Si no todos, sí alguno. Por lo menos, uno.

0

No hay comentarios ¿Te animas?