Portela
Opinión

La obsolescencia programada en directivos

José Luis Portela
La obsolescencia programada en directivos. bigstock Planned Obsolescence E waste  453973595. bigstock Planned Obsolescence E waste  453973595

Comencemos explicando brevemente qué es la obsolescencia programada en el mundo industrial: 

La obsolescencia programada es la determinación o programación del fin de la vida útil de un producto, de modo que, tras un período de tiempo calculado de antemano por el fabricante o por la empresa durante la fase de diseño, este se torne obsoleto, no funcional, inútil o inservible por diversos procedimientos. Por ejemplo, por falta de repuestos y haya que comprar otro que lo sustituya.

Analicemos el mercado

La empleabilidad en España a partir de los 55 años cae de forma dramática, produciéndose muchos despidos a partir de esa edad, y a su vez, ese mismo mercado contrata muy pocos perfiles que superen los 55 y sobre todo los 60.

Lo he resaltado en otras ocasiones, el grave error que cometen las empresas al no contratar este tipo de directivos o mandos intermedios que tienen mucha experiencia, sobre todo de vida. Estos perfiles han vivido y gestionado muchos cambios en su vida, tanto en lo personal como a nivel profesional, por lo tanto, los hacen ideales en un entorno de alta incertidumbre.  

Si bien esto es cierto, no lo es menos que también podría existir una parte de responsabilidad en los directivos y mandos intermedios mayores de 55 años. Podría ser verdad que los directivos llegan a una etapa profesional en la cual no han evolucionado suficientemente y se han quedado obsoletos, y esto en muchos casos es lo que está sucediendo. 

¿Qué es la obsolescencia programada en directivos?

Yo la defino como la desactualización progresiva de un directivo que hace que las empresas ya no lo consideren para ser contratado. El entorno ha cambiado más rápidamente de lo que él ha sido capaz de cambiar.

¿Qué debería hacer un directivo para no quedarse obsoleto?

Lo primero de todo es entender el mundo que les rodea. Esto que parece obvio y fácil, es complicado porque obtener información independiente y fiable de los cambios tecnológicos, legales y de mercado que se van a producir en los próximos años. Esta información no la van a encontrar en los medios tradicionales de comunicación. Por lo tanto, es necesario buscar información independiente para poder conocer qué está pasando en el mundo.

Conozco muchas empresas que han tenido que despedir a directivos por su resistencia al cambio. Los cambios necesarios que necesitan las empresas, son rechazados por estos directivos, porque implica destruir el modelo de negocio que ellos habían creado y se niegan a aceptarlo.

Ahora más que nunca necesitamos trabajadores y directivos que sepan desaprender y que entiendan que los productos y servicios que han conocido toda la vida, a lo mejor ya no tienen sentido. 

Liderazgo

En esta época de cambio necesitamos líderes en las organizaciones. Y el liderazgo se ejerce a través de los hechos, no de las palabras.

Existen directivos que demuestran con sus hechos y visión, que no quieren cambiar. Por lo tanto no serán capaces de liderar con éxito los cambios enfocados al nuevo entorno.

La cultura de las empresas se transmite por copia, por este motivo los empleados copian a sus jefes. Estos tienen que ser capaces de transmitir que entienden el mundo que les rodea, que no tienen miedo a implantar cambios y sobre todo no temen a equivocarse. En este mundo tan rápido, hay que fallar rápido y fallar barato, por esto las metodologías ágiles han venido a quedarse.

Dirección de proyectos

En este mundo tan cambiante y rápido, la estrategia no es suficiente, hace falta implementarla en tiempo a través de proyectos bien dirigidos. Por este motivo es crítico que los directivos y mandos intermedios conozcan las metodologías de dirección de programas y proyectos, así como su aplicación en entornos ágiles.

La dirección de proyectos no es algo ya exclusivo de los ingenieros, ahora todos los profesionales tienen que conocer esta herramienta estratégica para poder competir en el siglo XXI.

Conocimiento

Estamos en un mundo muy distinto al que conocimos en el siglo XX, que fue en el que se formaron las personas que tienen más de 50 años. Muchos de los conocimientos y teorías que aprendieron ahora ya no sirven, por lo tanto es crítico conocer, comprender e interiorizar las nuevas formas de trabajar, los nuevos mercados competitivos y las nuevas tecnologías que están definiendo un nuevo escenario jamás antes conocido. 

Esto no va solo de aprender, tenemos que ser capaces de desaprender a la misma velocidad, porque para llenar el vaso de nuevas tendencias, debemos de ser capaces de rechazar las anteriores por mucho que hayan sido válidas durante tantos años.

Imagen

Si buscamos el significado de la palabra “percepción” en el diccionario veremos que dice: primer conocimiento de una cosa por medio de las impresiones que comunican los sentidos. Esto significa que nuestros cerebros interpretan la realidad que vemos, olemos, escuchamos y tocamos.

La palabra “viejo” o “mayor” asociada a las personas hace que pensemos en personas lentas, con falta de reflejos, carentes de energía y sin nuevas ideas. De tal modo que a partir de cierta edad tenemos que cuidar más que nunca la forma de vestir, nuestros hábitos alimenticios y el ejercicio diario, esto nos ayudará a cambiar nuestra actitud, sentirnos mejor y proyectando en los demás una imagen más asertiva y jovial.

En resumen, si no quieres convertirte en un directivo obsoleto, tienes que cambiar la forma de trabajar, la forma de pensar y seguir formándote para no quedarte fuera del mercado.

Cada uno es responsable de su carrera profesional, debe dirigirla para adaptarla al entorno del siglo XXI. Piénsalo, los directivos mayores de 50 años se formaron en el siglo XX por lo tanto mucho de lo que aprendieron ya no tiene sentido en el siglo XXI. Mi consejo; cambia tu visión, acepta los cambios y sigue formándote, solo así conseguirás no quedarte obsoleto.

Sobre el autor:

Portela

José Luis Portela

José Luis Portela es directivo intrenacional experto en Interim Management, Dirección Estratégica de Proyectos, Dirección de Operaciones y Mentoring Directivo.

En la actualidad ocupa los siguientes cargos: Director Programa Dirección Estratégica Proyectos IE Business School, CEO y Consejero delegado MAGTALENT, CEO y Consejero delegado MENTORING DIRECTIVO, Consejero asesor PORSCHE España movilidad eléctrica y escritor y conferenciante en prensa, radio y televisión.

Principales logros: Medalla de Oro Europea al mérito en el trabajo por la Asociación Europea de Economía y Competitividad, Premio especial mejor profesor IE Business School executive edication, Perfil LinkedIn top 20 español.

… saber más sobre el autor