Pilar Cernuda
Opinión

Una señora mayor

Pilar Cernuda
70 y... Una señora mayor
Cernuda Setenta y

 

No hace mucho, el nieto de una amiga le dijo a su abuela que "la señora mayor" le había contado no sé qué cosa. La señora mayor era yo. 

El crío tenía razón,  para sus cinco años yo era una señora mayor, y el o la que no acepte el paso de los años va de ala. Tengo 71, así que soy mayor, pero los llevo estupendamente y sobre todo lo que me importa es seguir siendo una señora, que no hay tantas. La sociedad se ha dejado muchos principios en el camino y respeta a los mayores lo justo, excepto cuando los padres recurren a los abuelos para que les cuiden los niños porque ellos trabajan para pagar la hipoteca. Lo cual es comprensible. Y además la mayoría de los abuelos están felices de ocuparse de los nietos, porque son nietos y porque se sienten útiles. Pero la cosa deje de ser comprensible cuando aparecer el abuso. A veces es de tal magnitud que los abuelos se convierten también en cuidadores los fines de semana para que los padres puedan descansar o irse de viaje sin estar pendientes de los niños.

Lo de la edad es capítulo aparte. Cuando andaba por los cincuenta, en la sección de cumpleaños de un periódico leí que una actriz muy conocida, amiga desde tiempos inmemoriales, cumplía 48. Cogí el teléfono: "Explícame cómo puedes ser más joven que yo si antes de que hiciera la primera comunión tú ya salías en la tele presentando un programa". Pues me lo discutía. Que no podía ser, que hacía mal las cuentas.

Murió una amiga muy querida de mi madre, que siempre ocultó su edad, incluso llegó a falsificar documentos. Cuando murió, mi madre se precipitó a la esquela del ABC para ver si, al fin, averiguaba cuántos años tenía. No aparecía la fecha de nacimiento. 

Así que debo ser un bicho raro, porque lo de ser señora me importa para bien y lo de mayor lo considero irrelevante. No voy a decir eso tan manido de que la juventud se lleva dentro, porque tengo achaques que no tenía hace cincuenta años y que me gustaría no tener.  Pero la cosa de los años no es tan grave como lo cuentan. Si la salud no lo estropea, claro.

1
FRANCISCO DEL CASTILLO Hace 4 meses
Sensacional, como siempre. Gracias Pilar