Juan Manuel Sánchez Quinzá-Torroja
Opinión

La propuesta de plan de recuperación de la UE ante la crisis del coronavirus

Juan Manuel Sánchez Quinzá-Torroja
Unión Europea

La UE está ultimando un Plan de recuperación de la economía para que entre en funcionamiento de forma inmediata, solo unos meses después de que la OMS declarara pandemia al coronavirus. 

El Plan consta de tres pilares: 200.000 millones en avales del BEI para las empresas, 100.000 para financiar los ERTES (Programa SURE), y 240.000 millones del fondo de rescate MEDE para financiar la sanidad. El grueso de este dinero, está destinado a apoyar a los Estados miembros con inversiones para afrontar la crisis, y el apoyo se concentrará en los más afectados y allí donde las necesidades sean mayores. Según los primeros cálculos, España podría acceder a 140.000 millones, de los que 77.000 serían en transferencias (no tendrían contraprestación) y 63.000 en préstamos. 

Son los países los que diseñaran los proyectos que quieran financiar con este Plan, y no será un instrumento de rescate, sino un instrumento voluntario sobre prioridades comunes, por lo que no acarrea condiciones. 

No obstante, las exigencias del Pacto de Estabilidad que fijan un déficit máximo del 3% y un 60% de deuda pública, volverán cuando pase la crisis económica derivada del coronavirus. 

Sin embargo, este Plan no es más que una propuesta, y por mucho que la apoyen los principales grupos del Parlamento Europeo, los países del sur de Europa, la presidencia del BCE, y el eje franco-alemán, tendrá que lidiar con la oposición de Holanda y sus aliados los países frugales del norte de Europa. 

Y como tal propuesta, será objeto de debate la próxima reunión de líderes de la UE el 19 de junio, que será muy dura porque requiere unanimidad y seguramente no se resuelva en un solo día. 

Transferencias, préstamos y reformas son los elementos que componen la respuesta europea a la crisis del coronavirus. Lo que está por ver es qué conllevarán las reformas (no se habla de Troika, ni de memorandos para intervenir las economías de los países a cambio de sacrificios), cuánto se mirará la UE en su espejo de austeridad de la pasada crisis financiera, o si realmente apostará por un nuevo paradigma.

Con este articulo concluyo mi colaboración con la Universidad Senior de la UDC, la asociación ADAYEUS, FEGAUS, y al diario online 65Ymas, queriendo expresar mi agradecimiento a la directora de la Universidad Senior de la UDC Doña Matilde García Sánchez y al administrativo Don Francisco Ascón Belver, a Don Roberto Pérez Escutia, compañero y amigo, y presidente de ADAYEUS, así como a su junta directiva, a Don Alejandro Otero Dávila de FEGAUS, y al equipo de redacción de www.65ymas.com

Espero haber podido aclarar con mis opiniones, a todos los lectores de estas instituciones, la actual situación de la economía española en unos momentos en que está siendo tan castigada por esta pandemia, y en la que hemos vivido unos meses tan difíciles y dolorosos.

 


Por Juan Manuel Sánchez Quinzá-Torroja, profesor titular del departamento de Economía y de la Universidad Senior de la UDC. 

1
Alejandro Otero Davila Hace 1 mes
Gracias Juan Manuel. por tu visión de la situación en que estamos viviendo, y la información y formación que nos has compartido en todos tus artículos. Un fuerte abrazo.