¿Verdad que usted conoce a más de uno que si empieza una tableta de chocolate se la termina? El chocolate es uno de los alimentos que más adicción produce. Después están los dulces y los frutos secos.

En todos los países se da en las mismas épocas. Se produce más en otoño-invierno que en primavera-verano. Quizá porque hay muchas personas que se sienten afectadas por el acortamiento de los días, tienen una cierta melancolía, un cierto retraimiento... y quizá lo compensen con el chocolate.

Lo padecen más las mujeres que los hombres; y entre ellas, lo padecen más las que sufren tensión premenstrual; o las que tienen un estado que podríamos llamar emocionalmente inestable.

No hay una razón clara de por qué el chocolate crea esa especie de adicción. Parece que produce una liberación de endorfinas (las mismas que se liberan cuando se hace deporte) que provocan un cierto bienestar. No se puede olvidar tampoco que muchos psiquiatras hablan de que el chocolate podría ser el bisabuelo del prozac.

Y todo porque uno de los componentes del cacao es un alcaloide muy parecido a la cafeína que se llama teobromina y que es un estimulante del sistema nervioso central.

Y es curioso, porque también influye el nerviosismo. El adicto cuanto más nervioso, más chocolate consume. Lo decía un ilustre adicto, el director Zubin Meta. En una jira por Israel, tuvo que vivir en Tel Aviv uno de los episodios terroristas que con tanta frecuencia se producen en aquella zona. Poco después comentó que durante aquellos días... su consumo de chocolate había sido continuo y excesivo.

Y se sabe que se produce a todas las edades, sobre todo en adultos jóvenes y en la edad media de la vida. El porcentaje de “adictos” en estos grupos es mucho mayor que entre adolescentes o ancianos.

Sobre el autor:

Ramón Sánchez-Ocaña

Ramón Sánchez-Ocaña

Ramón Sánchez-Ocaña (Oviedo, 1942) es miembro del Comité Editorial de 65Ymás. Estudió Filosofía y Letras y es licenciado en Ciencias de la Información. Fue jefe de las páginas de Sociedad y Cultura de El País, y profesor del máster de Periodismo que este periódico organiza con la Universidad Autónoma de Madrid. 

En 1971 ingresa en TVE. En una primera etapa se integra en los servicios informativos y presenta el programa 24 horas (1971-1972). Entre 1972 y 1975 continúa en informativos, presentando el Telediario. No obstante, su trayectoria periodística se inclina pronto hacia los espacios de divulgación científica y médica, primero en Horizontes (1977-1979)​ y desde 1979 en el famoso Más vale prevenir, el cual se mantiene ocho años en antena con una enorme aceptación del público.

Tras presentar en la cadena pública otros dos programas divulgativos, Diccionario de la Salud e Hijos del frío, fue fichado por Telecinco para colaborar primero en el espacio Las mañanas de Telecinco y posteriormente en Informativos Telecinco.

Es colaborador habitual de radio, periódicos y revistas, y autor de una veintena de libros, entre los que destacan Alimentación y nutrición, Francisco Grande Covián: la nutrición a su alcance, El cuerpo de tú a tú: guía del cuerpo humano, Guía de la alimentación y Enciclopedia de la nutrición

En 2019 entró en el Comité Editorial del diario digital 65Ymás, en el que colabora actualmente.

… saber más sobre el autor