Ramón Sánchez-Ocaña
Opinión

Melasma y manchas en la piel

Ramón Sánchez-Ocaña
Manchas en la piel
Píldoras

 

Se conoce como melasma a esas manchas o zonas que se oscurecen o colorean de más, según la época el año. Es muy frecuente y aunque casi siempre se achaca al sol, está claro que tienen alguna razón hormonal: por la edad en que se producen y porque en el embarazo son más frecuentes.

En el porqué surgen no hay acuerdo, aunque hay muchos medicamentos que advierten de esa posibilidad si se expone la piel al sol. Y muchos especialistas sostienen que además de fármacos fotosensibilizantesn pueden surgir tras una  agresión a la piel como puede ser una depilación.

Las otras manchas

Lunar.- Es una acumulación de melanina, que técnicamente se llama nevus. Puede aparecer en cualquier momento. Se nace con ellos, o bien van surgiendo a lo largo de los años; pueden localizarse en cualquier sitio, por raro que parezca. Casi todas las mujeres tienen algún lunar como recuerdo de un embarazo.

Hay algunos, muy pocos por otra parte, que pueden degenerar, y transformarse en una lesión cancerosa seria. Esa degeneración es rara. Pero como es fácilmente prevenible, siempre es mejor consultar.

Sean de nacimiento o no, hay una serie de detalles que nos deben llevar al especialista: Si tiene un cambio repentino de color, de tamaño o de forma. O sin que se haya rascado o golpeado se transforma en una ulceración sangrante; o si de pronto pica, o duele. 

Pecas.- Son las manchas más comunes. Técnicamente se llaman “efélides”. Aparecen durante la infancia. Poco a poco se van acentuando para llegar en la adolescencia a su punto máximo. Y después, van desapareciendo.

Paño.- Es ese oscurecimiento de la piel, generalmente por la frente cuando se produce un embarazo. Popularmente se identifica como “paño” y los técnicos llaman cloasma. Aparece en los primeros meses de gestación y según avanza, se va haciendo más visible. La causa es típicamente hormonal. El sol las oscurece más. Esas zonas tienen más facilidad para  broncearse. Y si les da el sol, suelen tardar más tiempo en desaparecer.

Vitíligo.- Son manchas blancas en la piel, que suelen ser simétricas. O mejor, son zonas de la piel que no tienen pigmentación y aparecen blanquecinas. No plantea problema sanitario aunque sí estético. Se ignoran las causas, aunque hay muchas hipótesis. La mayoría giran en torno a factores de tipo nervioso. Puede mejorar en manos de un especialista, pero no puede decirse que se cure.

Angioma.- Es lo mismo que hemangioma. Se define como un tumor benigno que se produce por dilatación de los vasos. Se puede formar en cualquier zona de la superficie corporal. Son esas manchas rojas que aparecen en la cara de algunas personas, o en la frente como es el caso del soviético Gorbachov. El médico debe reconocerlos y decidir sobre su futuro. Muy pocas veces el angioma es un problema serio y vital. Como cada caso es distinto, no cabe mas que presentar el angioma al cirujano y él sabrá con la utilización de láser -argón o candela- las posibilidades de mejorar su presencia.

Las de la edad

No son más que el derrame de melanina que aparece con los años y se presentan como una peca un poco más grande. Suele surgir en zonas expuestas a la luz y al sol. Son inevitables, aunque casi todas las manchas pueden quitar gracias a los diferentes tipos de láser.

¿Se pueden eliminar?

Evidentemente será el dermatólogo quien decida qué se puede hacer con cada una de ellas. El primer paso es conocer su tipo y su causa, porque no todas se pueden abordar desde el mismo punto. Una vez determinada, el especialista decidirá la técnica a aplicar.

Básicamente, son tres los medios que se pueden emplear. La primera es a base de geles o pomadas que aplicadas superficialmente van eliminando poco a poco la pigmentación. 

También hay un peeleng mucho más superficial que el quirúrgico a base de cremas de una especial consistencia. El peeling lo que realmente hace es eliminar la parte más exterior de la piel, con lo que quita buena parte de la mancha y da a la piel una suavidad mucho mayor. 

Hay ya varios tipos de láser que se aplican con toda garantía. El argón y el candela son los más frecuentes. Pero será el especialista quien aconseje el más adecuado para cada tipo de mancha.