Vicente Sanz
Opinión

Por una banca amigable con las personas mayores

Vicente Sanz
Por una banca amigable con las personas mayores

Estas últimas semanas se ha puesto de actualidad en la opinión pública el cierre masivo de sucursales bancarias. Muchas de ellas ubicadas en zonas rurales que quedan desatendidas en muchos kilómetros a la redonda. Y también, las carencias en la atención al público en las oficinas que permanecen abiertas. 

Estos hechos, unido al uso creciente de tecnologías ligadas a la informática e internet (teléfonos móviles, banca online), afectan en especial a las personas mayores que suelen tener conocimientos limitados o inexistentes de estas tecnologías. Hasta el personal de los bancos reconoce que la atención a estas personas es peor que antes. 

Carlos San Juan, valenciano que lanzó una petición en Change.org titulada 'Tengo 78 años y me siento apartado por los bancos. Atención humana en sucursales bancarias', ha sido uno de los desencadenares del movimiento de protesta. En el movimiento asociativo de este colectivo –entre ellos CONJUPES– nos sentimos enormemente preocupados por esta situación que tiene visos de ir a más.

Se protesta, pero debemos proponer soluciones alternativas. No discutimos que la banca gane dinero: decenas de miles de millones de euros. Por ejemplo, solo el Banco Santander acaba de anunciar una ganancia de 8.121 millones de euros en 2021, ni que tenga que reducir costes, y el exceso de capacidad.

Pero también debe tener implantada e interiorizada una gestión ética empresarial que pone a la persona, entre ellos lógicamente la clientela, en el centro de la toma de decisiones.

Desde CONJUPES queremos lanzar dos propuestas para fomentar esta gestión ética: 

- En primer lugar, los bancos tienen que invertir en tecnología amigable. Es el caso de los cajeros automáticos, que permanecen prácticamente igual que como cuando se inventaron hace cincuenta años.

Hay que diseñar unos nuevos cajeros con, entre otras cosas, interfaz humana de imagen y sonido. Que las personas mayores cuando se identifiquen (no estaría mal poder hacerlo también con la huella dactilar como en muchos otros aparatos) tengan unos tutoriales sonoros y visuales que les ayuden y conduzcan en toda la operativa.

Además, en caso de mucha dificultad, existiría un servicio de atención con empleados humanos.

De este nuevo tipo de cajeros automáticos amigos podrían instalarse varios dentro de la sucursal para agilizar las gestiones y proporcionar una atención adecuada para llevar a cabo la operativa.

- La segunda propuesta pasaría por crear una Comisión de Trabajo entre la FEMP (los ayuntamientos son las administraciones más próximas al ciudadano y sus problemas), el movimiento asociativo de personas mayores y la patronal bancaria para abordar el tema de la falta de sucursales en amplias zonas rurales de España. Personas que tienen que desplazarse decenas de kilómetros para llegar a una sucursal o un cajero. Con treinta años vas en bicicleta si hace falta (es un decir), pero con ochenta la cosa se pone mucho más complicada, por no decir imposible.

Sin abandonar la necesaria presencialidad para atender personalmente a los usuarios, que seguimos reivindicando, aportamos una primera idea. Los Ayuntamientos pueden ceder unas instalaciones municipales seguras,  espacios de fácil acceso para instalar los cajeros automáticos. Al menos las personas mayores podrían cobrar la pensión sin problemas.

Tenemos que trabajar por una banca amiga de la clientela y, entre ellas, las personas mayores es un colectivo que necesita una atención centrada en sus dificultades y necesidades.

Sobre el autor:

Vicente Sanz

Vicente Sanz

Vicente Sanz Fernández (Mieres, 1952) es presidente de CONJUPES y miembro del Comité Asesor de 65Ymás.

CONJUPES es una organización de ámbito nacional, creada en el año 2000, de carácter social e independiente, no partidista, civil, abierta a todos y democrática que tiene plena capacidad jurídica. Se constituye con el objeto de integrar y aglutinar el movimiento asociativo de Jubilados, Pensionistas y Personas Mayores, promoviendo la participación, la información y el desarrollo de programas de todo tipo, dirigidos y orientados a la consecución de una mayor calidad de vida y bienestar social, y a la resolución satisfactoria de sus problemas.

Tiene su sede central en Madrid y actualmente está integrada por las Asociaciones, Federaciones y Confederaciones de Jubilados y Pensionistas de las comunidades autónomas de Asturias, Cantabria, Castilla-León, Galicia y Andalucía, aglutinando más de 1.500 asociaciones y superando los 550.000 socios.

… saber más sobre el autor