Consejos

Aerosoles para la defensa personal: ¿son legales?

Mariola Báez

Foto: Bigstockphoto

Viernes 16 de agosto de 2019

1 minuto

Si estás pensando en llevar un spray de pimienta para tu protección, esto es lo que debes saber

Spray de defensa personal

Los aerosoles de autodefensa están pensados para repeler una agresión en caso de un máximo y evidente peligro. En este sentido, existe cierta confusión sobre si es legal o no adquirir y portar un producto de este tipo. La Dirección General de la Guardia Civil (@guardiacivil) señala que, según se recoge en el Reglamento de Armas actual, llevar encima y utilizar uno de estos aerosoles es legal y está permitido, siempre que se trate de un spray homologado, es decir, aprobado y autorizado previamente por el Ministerio de Sanidad y Consumo (@sanidadgob). Cualquier persona mayor de edad puede adquirir uno de estos sprays en armerías y tiendas especializadas, presentando un documento identificativo (DNI, pasaporte…).

Spray de defensa personal

Precauciones ante el uso de estos productos

Se les conoce como aerosoles de gas pimienta porque, efectivamente, incluyen en su composición capsaicina, una sustancia presente en las guindillas y los granos de pimienta, capaz de provocar irritación intensa, escozor e inflamación en piel y ojos si se “dispara” a la cara de un posible agresor. En algunos casos, puede causar, además, problemas respiratorios de carácter transitorio.

Hay que hacer hincapié en que, por estos graves efectos, un spray de defensa personal está considerado un arma y solo podrá utilizarse en casos, siempre justificables, de extremo peligro.

Si por seguridad, o simplemente por tu tranquilidad, decides tener un spray de pimienta a mano, a la hora de tener que usarlo es importante actuar con calma y acceder al aerosol con cautela, para no poner en sobre aviso al agresor. Para obtener del producto la máxima eficacia, hay que intentar apuntar de tal manera que el gas llegue a la zona de la cara, preferentemente a los ojos, con el brazo bien estirado para evitar que el gas irritante pueda alcanzarte a ti.

No debes olvidar que la finalidad de un spray de autoprotección es sorprender y desestabilizar al atacante durante unos segundos, para así tener el tiempo necesario para escapar de esa situación de máximo peligro y pedir auxilio de manera inmediata. Cualquier incidencia de este tipo debe comunicarse a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad.

0

No hay comentarios ¿Te animas?