Consejos

Arnés o collar: ¿qué es mejor para pasear con tu perro con seguridad y comodidad?

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Miércoles 4 de diciembre de 2019

2 minutos

Son dos opciones para lograr que el paseo resulte gratificante tanto para tu mascota como para ti

Arnés o collar

El collar y el arnés son dos accesorios básicos para disfrutar al aire libre con un perro. No hay uno mejor que otro, pero cada uno resulta más o menos aconsejable teniendo en cuenta algunos aspectos como la morfología y el temperamento de cada animal.

Es importante saber que además de la posible diferencia genérica entre un collar y un arnés, existen distintos modelos de estos accesorios entre los que es fácil encontrar aquel con el que tu perro se sienta más a gusto a la hora de caminar a tu lado, permitiendo, además que resulte sencillo guiarle y transmitirle instrucciones que hagan agradable el paseo y eviten tirones y daño alguno a tu mascota. 

La principal diferencia entre un collar y un arnés radica en el punto de presión donde va a recaer la posible fuerza que puedes ejercer al tirar de la correa o al tratar de mantener una determinado ritmo durante vuestra caminata. Expertos veterinarios de la Asociación Nacional Amigos de los Animales (ANAA), explican que el collar tiende a sobrecargar la zona del cuello, mientras que el arnés, colocado correctamente, permite un mejor reparto de esa tensión entre distintos puntos. Un collar mal utilizado puede producir a la larga problemas en el cuello y la columna del perro.

Pros y contras de estos dos elementos de paseo

El uso del arnés, en lugar del collar, se ha extendido en los últimos años entre los dueños de mascotas que buscan la máxima comodidad para el animal a la hora de disfrutar al aire libre. No hay reglas para decir qué es mejor, porque simplemente dependerá de cómo veas que tu mascota se siente más confortable.

En general, veterinarios y etólogos aconsejan mayoritariamente el uso del arnés. Lo consideran mejor que el collar y destacan como principal ventaja el hecho de que este accesorio sujeta al animal por detrás de sus patas delanteras, sin molestarle lo más mínimo, permitiéndole mayor movilidad y haciendo posible, además, que su dueño pueda “frenarle” en cualquier situación con la seguridad de no dañar la zona del cuello o expornerle a alguna posible lesión que pudiera acabar afectando incluso al nervio óptico.

El arnés es ideal para perros de tamaño medio, pero que poseen fuerza y temperamento. Esto no implica, necesariamente, que un collar con el diámetro y el grosor adecuado y fabricado en un material confortable con la suficiente flexibilidad no sea idóneo para perros tranquilos, que no suelen dar los típicos tirones. Observa a tu mascota y prueba con arnés o collar hasta tener claro con qué os sentís más cómodos los dos, porque, a veces, salir a la calle con tu mascota y volver contentos y relajados. depende de este pequeño detalle.

0

No hay comentarios ¿Te animas?