Cómo

¿Cómo enseñar a tu perro a pasear junto a ti sin tirar de la correa?

Mariola Báez

Viernes 31 de enero de 2020

2 minutos

Dedicar un tiempo a adiestrar al can compensa a la hora de conseguir disfrutar juntos al aire libre

Cómo enseñar al perro a pasear (bigstock)

Si tienes un perro y el momento de salir a la calle no resulta del todo agradable, conseguir que tu mascota pasee tranquila a tu lado, sin dar tirones, no es difícil, solo requiere un poco de paciencia. El Colegio Oficial de Veterinarios de Alicante recuerda que educar a un perro, enseñándole unas mínimas pautas de comportamiento es básico para evitar problemas de convivencia y conseguir que el animal sea más feliz y tenga un carácter más equilibrado.

Si tienes un perro, piensa que salir a caminar, o incluso a hacer algo de ejercicio al aire libre juntos, es una excelente idea que os beneficiará a los dos, pero ser literalmente “arrastrado” por tu perro no solo es muy incómodo, sino que puede ser peligroso y provocarte una caída.

Qué hacer para que el perro vaya a tu lado durante el paseo

Todos los expertos y educadores caninos coinciden en que es importante enseñar una serie de normas al animal lo antes posible para evitar malos hábitos en su edad adulta. El primer consejo a la hora de estar en la calle es no consentir de ninguna manera que el perro dé tirones durante el paseo. Para conseguirlo hay que dejarle claro quién manda, quién es el jefe de su manada. Hacerlo no implica castigos, sino órdenes cortas y precisas y algún que otro premio.

Los tirones son perfectamente evitables y cuando consigas enseñar a tu perro, comprobarás que te sientes mucho más a gusto y seguro sacándolo a pasear.

En primer lugar acostumbra al animal a estarse quieto en el momento de ponerle la correa. Si está como loco, dando saltos porque sabe que se acerca el momento de salir a la calle, simplemente espera a que se calme. Solo cuando esté tranquilo ponle su correa y dale un premio en forma de caricia o golosina. Es la manera de decirle “así, salimos, de la otra manera, no”. Son listos y si eres constante lo aprenderá pronto.

Tú marcas el ritmo

El siguiente paso es salir de la casa tú primero. Si el perro lo hace antes que tú, vuelve a entrar y repite la operación hasta que lo consigas. Tú vas primero y eres quien va a marcar el ritmo al andar.

Ya en la calle, cada educador canino tiene sus “trucos” para evitar que el animal tire, pero todos coinciden en que hay que evitar esa batalla absurda de ver quién tira más fuerte, si el perro o tú. Si tu mascota tira con todas sus fuerzas, no te "pelees" con ella. Detente y no avances hasta que logres que se siente a tu lado. También puede resultar efectivo dar un único tirón fuerte seguido de un “no” previo a pararte en seco. Cuando tu mascota esté a tu lado, tranquila, vuelve a premiarla y reinicia la marcha.

Al principio puede resultar bastante pesado, pero da resultado y merece la pena dedicar un par de semanas a garantizar que vuestros futuros paseos irán de maravilla.

0

No hay comentarios ¿Te animas?