Consejos

Recuerda estas buenas pautas de seguridad vial para mayores

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Martes 21 de mayo de 2019

2 minutos

Las normas de tráfico que van cambiando o las limitaciones propias de la edad nos ponen en riesgo

Buenas pautas de seguridad vial para mayores

La experiencia es un grado, en todos los sentidos. Pero debemos ser realistas ya que los tiempos cambian y nuestra edad hace que en ocasiones no tengamos las mismas condiciones que antaño. Por eso, debemos actualizarnos y en el caso de las normas de tráfico es esencial si no queremos tener algún accidente. Y es que nuestras piernas, nuestros oídos o nuestros reflejos ya no son como antes y debemos tenerlo en cuenta tanto si somos conductores, como peatones o usamos el transporte público.

El paso de los años

Nos sabemos perfectamente las normas de circulación y somos unos conductores de primera –o eso creemos, a veces, erróneamente–. Sin embargo, a partir de una edad es cierto que debemos prestar especial atención a ciertos factores: 

  • Es común que nuestra velocidad mental no sea tan ágil como antes, y eso se puede ver traducido en que hay un mayor tiempo de reacción. Además, algunos medicamentos no mantienen despiertos esos reflejos cuando conducimos.
  • Tenemos menos flexibilidad y movilidad, por lo que nos encontramos en una situación de mayor vulnerabilidad física.
  • La pérdida del oído o de la vista son otros de los factores importantes que nos pueden poner en un serio riesgo.

Consejos de seguridad vial pasados los 65 

Te ofrecemos una serie de consejos de seguridad vial para sortear las posibles situaciones de peligro que nos podamos encontrar en la carretera o en la misma ciudad cuando vamos andando. 

Así, si somos experimentados conductores es importante conocer las novedades respecto a las normas de tráfico, revisarnos la vista y el oído con más frecuencia, parar con más asiduidad ante el menor síntoma de fatiga, sueño o cansancio, evitar conducir de noche, conducir de forma tranquila, evitar las vías que te puedan poner más nervioso como carreteras secundarias y aceptar tus limitaciones. Solo así tendrás una conducción segura. 

Eso en el caso de que estés al volante, pero cuando seas peatón, también es importante seguir una serie de recomendaciones:

  • Camina tranquilo, pero con paso firme, si puedes hacerlo, para no perder ni un minuto cuando cruzas la calle. Por supuesto, siempre por los pasos de peatones y con el semáforo en verde.
  • Antes de cruzar mira siempre a ambos lados por si viene algún coche despistado que no se detiene al ver la luz roja. 
  • Si no estás muy seguro de cruzar o no hay paso de peatones, hazlo por la zona con mayor visibilidad, en línea recta y si es preciso pide ayuda a otro peatón

Y cuando hagas uso del transporte público como el autobús, nunca está de más recordar que es mejor esperar al urbano en la parada y no en la calzada, esperemos a que detenga su marcha para subir o bajar, pedir que nos cedan un asiento si así lo necesitamos, prepararnos con antelación para bajar del autobús y una vez abajo evitar cruzar la calle por delante del autobús. 

0

No hay comentarios ¿Te animas?