Consejos

El cepillado de dientes para prevenir problemas bucodentales en tu perro

Victoria Herrero

Viernes 28 de febrero de 2020

2 minutos

Sarro, mal aliento o infecciones son problemas derivados de una mala higiene

Problemas bucodentales en perros (bigstock)

El 80% de los perros de más de 2 años tiene problemas dentales y de encías. Un porcentaje que, según la Clínica Veterinaria Velázquez, se reduciría si llevásemos a cabo una correcta higiene dental de nuestro perro. Y es que los problemas bucodentales de este tipo de mascotas se traducen en presencia de sarro, mal aliento o incluso infecciones más graves que pueden afectar a su salud como un dolor en los dientes, trastornos digestivos o alteraciones en órganos como los riñones, entre otros muchos. 

Cepillar los dientes de tu perro

Si, has leído bien. Hay que cepillar los dientes a tu perro de la misma forma que lo hacemos nosotros. Y resulta más fácil de lo que parece como explican los profesionales antes mencionados. Lo mejor es ir acostumbrando a nuestro can desde que es un cachorro y que se vaya familiarizando con el proceso de limpieza.  

El perro tiene que habituarse tanto al cepillado como a la pasta de dientes, específica para animales. Así, lo primero es que tenga contacto con una pequeña porción de pasta en tu dedo para que la pueda oler y saborear. Esto llevará un tiempo, como todo el proceso, así que haz acopio de buenas dosis de paciencia. 

Cuando ya notes que se siente cómodo ante ese sabor antes desconocido, puedes ir introduciendo un dedo impregnado en pasta de forma suave en su boca. Si tu perro sigue tranquilo, intenta incluso ir frotando delicadamente sus dientes y encías. Un paso similar que repetiremos, las veces que sea necesario, ya con el cepillo de dientes. 

Así, cuando esto esté dominado, podemos pasar a cepillarle los dientes de forma gradual: colmillos, incisivos y piezas dentales posteriores. Una vez adaptada esta rutina de higiene, lo conveniente es cepillar los dientes de tu perro todos los días

Juguetes dentales

Además del cepillado, otra buena forma de prevenir problemas bucodentales en la salud de tu perro es utilizar juguetes específicos para la boca. Ayudan a mantener limpia la dentadura del animal, al tiempo que previenen y eliminan el sarro de forma natural. 

Consejos todos ellos que ayudarán a la salud de tu perro y que se pueden complementar con visitas periódicas al veterinario para que le haga alguna limpieza más profunda y exámenes orales. Mientras tanto, puedes ir vigilando si sus dientes están sanos, si no hay piezas rotas, encías inflamadas o sangrado en su cuenco de comida o agua. 

0

No hay comentarios ¿Te animas?