Consejos

Descubre estos consejos para pintar con tinta china

Carlos Losada

Foto: Bigstock

Viernes 2 de agosto de 2019

3 minutos

Se trata de una técnica que puede darte numerosas posibilidades para la pintura

Consejos para pintar con tinta china
Carlos Losada

Foto: Bigstock

Viernes 2 de agosto de 2019

3 minutos

Cuando te decides por dar lo mejor de ti mismo ante un lienzo o un bloc de dibujo, generalmente utilizas acuarela u óleo para dar el color después de haber perfilado todo con un carboncillo. Son las técnicas más habituales, pero no las únicas. Hay una que permite unos resultados excelentes y que se ha empleado a lo largo de la historia generalmente para la caligrafía. Hablamos de la tinta china.

Dibujos en blanco y negro

Comenzar a utilizar la tinta china para realizar tus creaciones es muy sencillo. En primer lugar debes hacerte con el material. Lo que básicamente necesitas es un bote de tinta china, un tipo de soporte preparado para ella (puede utilizarse casi cualquier bloc) y una plumilla con diversas puntas metálicas que puedas intercambiar para los distintos tipos de trazo que quieras hacer.

Además, es recomendable contar con algún cuenco donde poder echar la tinta para que te sea más cómodo utilizarla o para “aguarla” y que, de ese modo, consigas una mayor gama de grises.

¿Cómo utilizarla?

Cuando hayas realizado el dibujo que vayas a entintar (también puedes aplicar directamente la tinta si estás seguro de que lo que vas a hacer se va a ajustar a tus pretensiones), solo habrás de aplicar la tinta. Para ello, moja la punta metálica de la plumilla y aplica la tinta –no la empapes demasiado para que el trazo no sea mayor de lo que esperas y para que no manches el dibujo–.

Como hemos apuntado, tienes numerosas posibilidades para lograr el resultado deseado. Los diferentes anchos de plumilla te permitirán jugar con las líneas y las sombras. Además, como hemos dicho, podrás aguar la tinta para tener una mayor gama de grises con los que trabajar.

¿Dónde apuntarse a un taller de pintura en Barcelona?

Y en el caso de que desees rellenar amplias zonas del dibujo, siempre podrás utilizar un pincel que te ayude a que el “relleno” sea más uniforme. Una vez que has acabado, solo debes limpiar las plumillas, el cuenco donde has echado la tinta y el pincel en caso de que lo hayas utilizado. Estos dos últimos con un poco de agua será suficiente. En cambio, las plumillas solo necesitan un trozo de papel absorbente. No obstante, las puedes mojar para que la limpieza sea mayor. Así de sencillo y rápido.

Dibujos en color

Aunque la tinta china generalmente ha sido negra y los trabajos con este material se realizan en monocromo, hay en el mercado tinta china de colores, lo que te permitirá unos acabados diferentes y afrontar otro tipo de obras. Su empleo y limpieza son exactamente iguales que en el caso de la tinta negra.