Consejos

Evita cometer estos errores básicos a la hora de decorar tu casa

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Domingo 28 de julio de 2019

2 minutos

No te guíes solo por las modas y piensa en tu casa como un espacio práctico donde vas a vivir

Evitar cometer estos errores básicos a la hora de decorar tu casa

La decoración de una casa es muy personal, siempre se ha dicho. Puede responder a los gustos de cada uno, a sus necesidades, a las modas o ser un reflejo fiel de nuestra personalidad y forma de ser. Sin embargo, los estilos se renuevan constantemente y muchas veces nos dejamos guiar por estas tendencias decorativas sin pensar antes si nuestra vivienda puede ajustarte a esas reglas.

Por ello, lo mejor es pensar previamente cómo queremos que sea la casa en la que vamos a vivir y no cometer los típicos errores a la hora de decorar nuestro hogar.

Cuidado con la combinación de colores o de estilos decorativos

Puede que tengamos muy claro cómo queremos pintar el salón, el estilo de nuestra cocina o los textiles que darán vida a nuestro dormitorio. Sin embargo, muchas veces esas ideas no combinan unas con otras. Por ejemplo, a la hora de dar color a nuestras paredes. No es necesario que toda la casa esté pintada de blanco, pero cuidado con los tonos imposibles de los que tarde o temprano acabaremos cansándonos. 

Lo bueno del blanco es que otorga mucha luz y si lo combinamos con otro tipo de tonos puede dar mucha expresividad y calidez al ambiente elegido. 

Evitar cometer estos errores básicos a la hora de decorar tu casa

Lo mismo pasa con los estilos decorativos. No está mal si queremos mezclar tendencias, pero siempre con cierto orden y lógica. Si no eres un gran decorador de interiores, lo mejor es que abogues por un estilo común al que puedes añadir alguna que otra pieza o mueble más vanguardista o con cierto toque vintage para romper esa monotonía temática

Quedarte solo en lo estético y no pensar en la parte práctica

Todo el mundo quiere lucir una casa bonita, pero al final este espacio es para vivirlo y ese es otro de los fallos: pensar solo en la parte estética. Así que, antes de lanzarte a comprar muebles y objetos decorativos piensa qué necesitas realmente y si hay espacio suficiente para ello. Así, puede que necesites un sofá más grande o mucho más almacenaje antes que decidirte por un espejo decorativo de lo más moderno. 

Además, en este caso es importante, sobre todo si tu casa tiene pocos metros, aprovechar bien cada rincón. Así, podrás encontrar el hueco ideal para poner un pequeño escritorio, un armario para guardar el menaje o un espacio en el altillo que pueda servir como librería. 

No planificar la iluminación

Cuando compramos una casa nos fijamos mucho en si entra luz natural, sobre todo en aquellas ciudades donde la lluvia es protagonista la mayor parte del año. Una vez hemos comprobado si es o no luminosa, no debemos olvidarnos de decidir el tipo de iluminación que queremos en cada estancia de la casa. Así, podemos poner apliques de luz más generales para la cocina y otras más cálidas para rincones más relajados del salón o junto a la mesilla de noche de nuestra cama. 

0

No hay comentarios ¿Te animas?