Practicopedia

¿Tienes pensado comprarte un ático? Ventajas e inconvenientes que debes saber

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Viernes 28 de junio de 2019

2 minutos

Preciosas vistas y mucha luz, pero también un mayor gasto mensual para la climatización de tu hogar

Ventajas e inconvenientes de comprarte un ático

Quizás ha sido tu sueño desde siempre, poder vivir en un ático, y ahora tu ilusión está más cerca que nunca ya que vas a lanzarte de lleno a la compra de esta nueva vivienda. Pero, ¿has meditado bien tu decisión? ¿Has sopesado los pros y los contras que supone vivir en la última planta de un edificio? Nosotros te desvelamos las ventajas e inconvenientes que existen al respecto. ¡Toma nota!

Lo bueno de los áticos

Es indudable que el espacio exterior es uno de los principales motivos para elegir comprar un ático. Es única esa sensación de tener tu propia terraza abierta, sin nada ni nadie que te interrumpa las hermosas vistas ni la inmensa cantidad de luz de la que disfrutarás durante todo el día. Asimismo, podrás poner tus plantas, crear un espacio para comer y relajarte o incluso un huerto urbano para los más manitas.

Otro de los aspectos positivos de vivir en esta planta superior es que prescindes de los ruidos de los vecinos de al lado y arriba, por lo que favorecerá tu descanso; además de ser una vivienda con mayor privacidad e intimidad en este sentido.​

Ventajas e inconvenientes de comprarte un ático

Algunas de las desventajas de este tipo de viviendas

Lamentamos fastidiarte la ilusión, pero como todo en esta vida también es importante sopesar los inconvenientes. Debes saber que, al comprarte un ático, lo normal es que sea a un precio superior que el resto de las viviendas de ese edificio. Además, suelen ser casas con menos metros útiles que el resto de la finca, ya que la terraza no cuenta por muy grande que sea.

Pero el peor aspecto de todos, para algunas personas, es la climatización. Al no estar rodeado por otros apartamentos, suelen ser casas más frías y donde pega más el viento en invierno. Y en verano, ocurre lo mismo con el calor. Además, en cuestión de calefacción y aire acondicionado, deberás pagar más por calentar o enfriar tu hogar y eso se notará en la factura final.

Aunque sea una situación puntual, también debes pensar en las goteras, pues será tu casa la que sufra las primeras humedades si hay desperfectos en el exterior de la vivienda.

Y aún hay más. Muchos de los sistemas electrónicos o técnicos de un edificio se encuentran en la parte de arriba: la fibra óptica, la antena o los contadores de la luz. Por eso, es probable que cuando el técnico tenga que revisar una avería, sea necesario pasar por tu casa para subir al tejado del edificio. ​Y nuestro último consejo: piensa en tu seguridad. Si tu edificio no está junto a otros, perfecto. Pero si a tu vivienda se puede acceder desde otros áticos o terrazas colindantes, puede que sea la oportunidad para que los amigos de lo ajeno entren en tu casa a robar. 

0

No hay comentarios ¿Te animas?