Consejos

Qué hacer si tengo alergia al gel hidroalcohólico

Olga Selma

Foto: Bigstock

Miércoles 10 de marzo de 2021

3 minutos

El uso frecuente de geles hidroalcohólicos puede derivar en problemas dermatológicos

Qué hacer si tengo alergia al gel hidroalcohólico
Olga Selma

Foto: Bigstock

Miércoles 10 de marzo de 2021

3 minutos

La limpieza de manos es fundamental para la correcta evitación de transmisión del virus; y tenemos dos formas de realizarla: con agua y jabón (se recomienda usar jabones antisépticos o neutros) y con soluciones hidroalcohólicas con un contenido en alcohol del 60 al 85%, ya que al aplicarlos sobre la piel, el alcohol ejerce un efecto antiséptico. Pero el gel hidroalcohólico tiene un efecto secante, que puede irritar la piel de algunas personas con problemas dermatológicos, más propensas a presentar irritación cutánea como pueden ser aquellas con psoriasis o dermatitis atópica. 

En estos casos, es fundamental un correcto tratamiento de los problemas dermatológicos de base, acudiendo al dermatólogo, y al mismo tiempo, acompañar las medidas de higiene con cremas emolientes reparadoras. Ya que si no se usa crema hidratante diariamente, con el tiempo, puede aparecer un eccema, sobre todo, en pieles más sensibles. Además, se recomienda elegir hidrogeles sin perfumes, para minimizar el riesgo de reacciones de fotosensibilidad que se pueden dar más fácilmente con la presencia de algunos aromas y esencias. 

Qué hacer si tengo alergia al gel hidroalcohólico

La higiene de manos con agua y jabón 

Tal y como indica la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), el principal consejo es optar, siempre que se pueda, por realizar un lavado de las manos con agua y jabón. Además, después de cada lavado, debemos secar bien las manos, ya que la humedad es un factor que aumenta el riesgo de desarrollar eccemas.

También tras el lavado de agua y jabón, se recomienda el uso de crema hidratante para prevenir la aparición de dermatitis. El problema que genera el lavado frecuente de manos (o el uso de hidrogeles) es que puede ir eliminando el manto lipídico de la piel. La barrera cutánea se altera y esto favorece la aparición de dermatitis. Además, el frío es otro agente irritante, por lo que conviene proteger la zona de piel expuesta.   

Hay que tener en cuenta que las aplicaciones de hidrogel no deberían de ser muy numerosas en el día. Lavarse las manos con agua y jabón es la mejor forma de eliminar los microbios en la mayoría de las situaciones. Y solo si no disponemos inmediatamente de agua y jabón, debemos usar un gel hidroalcohólico, haciendo un uso razonable y prudente ya que tienden a resecar mucho la piel. 

Si tenemos en cuenta todos estos factores, podemos prevenir el eccema. Sin embargo, si ya ha aparecido este problema, la solución no es el empleo de crema hidratante ya que esta produce aún más prurito en la piel. Cuando la dermatitis ya está instaurada, es necesario aplicar tratamientos tópicos para que el eccema no se cronifique, tal y como indica la AEDV.