Consejos

Si te gusta el modelismo ferroviario nunca es tarde para iniciarse

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Jueves 16 de mayo de 2019

2 minutos

Primero hay que buscar un espacio en casa para la maqueta y luego la escala de los trenes y vías

Si te gusta el modelismo ferroviario, nunca es tarde para iniciarse

Ver sobre un tablero cómo circulan varios trenes en un mundo perfectamente reproducido en miniatura es grosso modo lo que sería la expresión final del modelismo ferroviario. Los apasionados de este hobby realizan recreaciones minuciosas que instalan en sus hogares con sumo cuidado. Prestan atención a los detalles más insignificantes para que ese pequeño mundo artificial resulte lo más real posible. Es una afición que implica tiempo, dedicación y alguna inversión, pero que si nos gusta podemos empezar en cualquier momento.

La maqueta

Una de las primeras cosas antes de lanzarse a comprar las miniaturas es definir el espacio que tienes en casa y dónde vas a instalar la maqueta. Deberás escoger un cuarto para este fin y elegir la superficie y altura donde vas a ir colocando todo. Algunos modelistas recomiendan escoger los tableros de madera y jugar con varias formas, pero siempre rectangulares, alargadas en forma de L, E o de U, y que nos permitan crear paisajes singulares e incluso túneles. Podemos pegarla a la pared, pero deberemos saber dónde están ubicados los enchufes porque los necesitaremos para que las máquinas funcionen más adelante y realizar toda la instalación.

Escala

El otro elemento que deberemos mirar es qué escala vamos a escoger. Dentro del modelismo ferroviario hay varias: 1 (1:32), H0 (1:87), N (1:160) y Z (1:220), que son las más utilizadas en Europa, aunque hay alguna más. Esto determina el tamaño de los trenes y miniaturas con los que vamos a elaborar nuestra maqueta, así como el ancho de las vías. Cada escala te permitirá desarrollar un tipo de escenario u otro, pues no con todas se puede realizar de todo.

Marcas

Dentro de esta afición hay distintas marcas donde comprar los trenes, vías y accesorios. Algunas trabajan sobre un tipo de material que las hace diferentes respecto a otras y no todas tienen los mismos tipos de vía. De igual modo, tendrás que ver sobre qué corriente eléctrica trabajan si Corriente Continua (CC) o Corriente Alterna (CA). Para resolver todas estas cuestiones lo mejor es que acudas a un comercio especializado.

Control

El control de los trenes puede ser analógico o digital, algo que deberás valorar antes de ponerte manos a la obra. El primero es más complejo en cuanto al funcionamiento porque si queremos poner en marcha varias locomotoras a la vez hay que instalar varios controles. El digital permite más versatilidad y variación, pero se maneja desde un ordenador y un programa específico.

0

No hay comentarios ¿Te animas?