Región de Murcia

Rutas del vino murciano: Yecla

Antonio Castillejo

Martes 1 de febrero de 2022

5 minutos

Además de sus excelentes caldos, la localidad murciana ofrece un espléndido patrimonio histórico

Rutas del vino murciano: Yecla. Foto: Turismo de Yecla
Antonio Castillejo

Martes 1 de febrero de 2022

5 minutos

Yecla es sinónimo de grandes vinos desde que a ese precioso rincón de la Región de Murcia lo llevaran los fenicios y lo expandieran los romanos. De hecho, existen restos arqueológicos encontrados en el paraje de la Fuente del Pinar que presentan importantes estructuras relacionadas con la elaboración de vino durante los siglos I a III.

Cuando más tarde, en el siglo VIII, llegan los árabes a la península son muchos los viñedos que encuentran y mantienen para consumir sus frutos así como el mosto sin fermentar.

FOTO VIÑA MONASTRELL

Ya en el siglo XVI cuando encontramos los primeros datos de existencia de viñedos en la estadística general de España por Real Cédula y fue expedida en el pardo en 1575, donde se considera Bodega Mayor la producción de vinos de esta zona, según las crónicas de Felipe II, aunque no fue hasta la segunda mitad del siglo XIX cuando los viñedos crecieron hasta ocupar todo su territorio actual.

Monastrell, reina de Yecla

Como en Jumilla y Bullas la reina de la Denominación de Origen (DO) Yecla es la Monastrell. De origen español, es una cepa de porte erguido con sarmientos gruesos y cortos, entrenudos de longitud media y poco ramificados; la hoja posee tres lóbulos marcados. Sus racimos son pequeños o medianos, relativamente compactos, con una piel gruesa repleta de componentes aromáticos que serán cedidos posteriormente al vino.

Monastrell, la reina de las uvas en Jumilla. Foto: Wikipedia

Pero para lograr de la Monastrell yeclana todo su potencial es necesario el suelo y el clima de esta zona de transición entre la meseta y el Mediterráneo con unos viñedos plantados entre los 500 y los 800 metros sobre el nivel del mar en suelos calizos y arcillosos pobres en materia orgánica pero muy sanos y con gran permeabilidad.

A todo ello hay que sumar además el clima de Yecla, con inviernos largos y fríos y veranos calurosos con escasas precipitaciones en otoño y primavera que junto a las 3.385 horas de sol que reciben los viñedos de media permiten una excelente maduración.

Blancos, rosados, tintos y de licor

La DO Yecla autoriza una amplia variedad de estilos de vinos, aunque principalmente se obtiene la producción de vinos tintos que tienen como base la variedad Monastrell sola o acompañada de Syrah, Merlot, Petit Verdot. Son los de Yecla vinos en los que predomina el equilibrio, una alta intensidad aromática y una gran concentración frutal.

Se producen vinos blancos, rosados tintos y de licor. Los blancos nos regalan un alto potencial aromático que recuerda flores y frutas muy frescos de color amarillo pálido que en boca son ligeros y persistentes.

Vinos de Yecla. Foto: Región de Murcia

Los rosados fermentan sin el hollejo de la uva y son vinos de intenso aroma a frutos rojos, color cereza y muy frescos y equilibrados en boca.

Por lo que a los tintos se refiere, tanto los vinos jóvenes como los de crianzas son a de color cereza violáceo con tonos granates, con aromas balsámicos, especiados, minerales que en boca resultan carnosos, suaves y muy equilibrados.

Por último, los vinos de licor tintos elaborados con añadidos vínicos en su fermentación que hacen que queden a medio camino en su transformación de azúcar a alcohol y que además les transfiere aroma a pasas, dátiles y confitura de frutas rojas, un color rojo granate y un untuoso sabor en boca con final muy prolongado.

Un espléndido patrimonio 

Pero en Yecla no solo hay grandes vinos sino también un espléndido patrimonio histórico y cultural. Ahí está para demostrarlo su Plaza Mayor, un conjunto monumental renacentista y barroco en el corazón del casco histórico. O la Iglesia de la Asunción o 'Iglesia Vieja',  antiguo templo gótico con campanario renacentista, y por supuesto también la Basílica de la Purísima construida entre 1775 y 1868 bajo cánones neoclásicos.

Basílica de la Purísima. Foto: Región de Murcia
Basílica de la Purísima en Yecla. Foto: Región de Murcia

 

También merecen ser visitados los restos del castillo fortificado y del antiguo poblado andalusí de Hisn Yakka, el Arco de los Reyes Católicos bajo el que pasaron los monarcas, el yacimiento romano de Los Torrejones, los Cantos de la Visera que son yacimientos de arte rupestre del arco mediterráneo y de arte esquemático ibérico declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO al igual que el yacimiento prehistórico del Abrigo del Mediodía.

Teatro Concha Segura. Foto: Turismo de Yecla
Teatro Concha Segura. Foto: Turismo de Yecla

 

Por último, debemos aconsejar también hacer una visita al Teatro Concha Segura que el arquitecto Justo Millán Espinosa remodeló en 1890 y que recibe su nombre en honor de la recordada actriz yeclana. En su interior se aprecian dos partes. Una la forman el vestíbulo de entrada y las dos escaleras laterales de acceso a la general y la segunda la compone el patio de butacas, con planta de herradura, la planta general y el escenario.

Sobre el autor:

Antonio Castillejo

Antonio Castillejo

Antonio Castillejo es abogado y periodista. Comenzó su carrera profesional en la Agencia Fax Press dirigida entonces por su fundador, Manu Leguineche, en la que se mantuvo hasta su desaparición en 2009. Especializado en información cultural y de viajes, desde entonces ha trabajado en numerosos medios de prensa, radio y televisión. Actualmente volcado con los mayores en 65Ymás desde su nacimiento.

… saber más sobre el autor