Salud

¿Adelgazar después de los 40? Sí, es posible

Manuela Martín

Sábado 26 de diciembre de 2020

1 minuto

Perder peso después de los 40 es difícil debido a los cambios que se producen en nuestro organismo

¿Adelgazar después de los 40? Sí, es posible
Manuela Martín

Sábado 26 de diciembre de 2020

1 minuto

La afirmación de que perder peso a partir de cierta edad no es posible no es cierta del todo, aunque sí es verdad que resulta más complicado y ello es fruto de una serie de cambios que se producen en nuestro organismo, así como a la adopción de unos hábitos de vida que no contribuyen a mantener el peso adecuado.

Menos actividad física

A medida que vamos cumpliendo años nos volvemos más sedentarios, acudimos menos al gimnasio y, en general, llevamos una vida menos activa, lo que hace que gastemos menos energía.

Si esa reducción de movimiento y actividad física no se compensa con una disminución de calorías, tendremos un excedente que se transformará en kilos de más.

Reducción de la masa muscular

A partir de los 20 años la producción de masa muscular se va ralentizando debido a que es a partir de esa edad cuando la hormona del crecimiento, la cual contribuye a la generación de masa muscular, también va descendiendo progresivamente.

Nuestra masa muscular es uno de los tejidos del cuerpo que más calorías consume y, si su producción se reduce, se reduce el gasto calórico, lo que, unido al sedentarismo se traduce en una mayor predisposición a ganar peso y mayor dificultad para perderlo.

Refutan la 'fórmula mágica' de los 10.000 pasos diarios para adelgazar

Hormonas sexuales

A partir de los 40 años desciende la producción de testosterona y de estrógenos, las hormonas sexuales masculinas y femeninas respectivamente.

En el caso de la testosterona, esta nos ayuda a metabolizar los azúcares y la producción de insulina y, por ende, la reducción de grasa en la zona abdominal. Al verse reducida su producción, esta metabolización será más lenta provocando un aumento de peso.

La reducción de estrógenos y progesterona coincide, en el caso de las mujeres, con la menopausia. Estas hormonas están vinculadas con el metabolismo y por lo tanto con el peso y la distribución de grasa corporal. Esto, unido a otras variaciones hormonales, favorece la ganancia de peso y obstaculiza el adelgazamiento.

Ante esta situación, ¿qué puedo hacer?

Aunque parezca imposible, no lo es.

Nuestro consejo es que te anticipes a perder peso en el caso de que lo necesites o lo desees antes de que acumules muchos kilos de más.

Es recomendable cambiar tu dieta si ves que estás ganando excesivo peso por una rica en pescado, proteínas, frutas y verduras. Aumenta la ingesta de productos integrales y fibras. Controla las cantidades y reduce el consumo de alcohol.

Y recuerda, toda dieta saludable y equilibrada debe ir acompañada de actividad física.

Recuerda que el peso no es solo una cuestión estética, sino también de salud, así que ánimo.

0

No hay comentarios ¿Te animas?