Alimentación

¿Qué pueden aportar las algas a una dieta saludable?

Mariola Báez

Martes 7 de mayo de 2019

2 minutos

Las verduras de mar, ricas en nutrientes, pueden tener también contraindicaciones

Algas en la dieta (Bigstock)

Aunque las algas están presentes en la gastronomía europea desde hace relativamente poco tiempo, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) recuerda que su uso como alimento importante en la dieta humana se remonta al siglo IV en países como China, Japón o Corea.

Existen infinidad de tipos de algas que se clasifican según su pigmentación: rojas, verdes o pardas. No todas son comestibles y entre las que sí lo son, las algas kombu, wakame, espirulina, hiziki o nori, la empleada generalmente para hacer sushi, son las de mayor consumo a nivel mundial. Se utilizan como ingrediente en suplementos alimenticios y también cada vez es más frecuente encontrarlas desecadas y listas para su uso en ensaladas, sopas y guisos. En la cocina moderna las algas comienzan a ocupar un lugar destacado en recetas innovadoras de alta gastronomía.

¿Qué beneficios proporcionan las algas en nuestra alimentación?

Algunas variedades de estas verduras marinas son consideradas verdaderos súper alimentos por su alto contenido en vitaminas y minerales. La Fundación Española de Nutrición (FEN) destaca de ellas su amplia variedad de nutrientes, así como el valor de sus hidratos de carbono y proteína de calidad.

Hierro, calcio, yodo y vitaminas del grupo B son algunas de las sustancias presentes en muchas variedades de algas, en las que también hay que destacar el bajo contenido en grasas y su importante aporte en fibra. En las dietas vegetarianas y veganas, las algas podrían suponer una interesante manera de incluir la imprescindible proteína.

Aunque la composición de las algas consideradas aptas para el consumo hace de este alimento una fuente importante de nutrientes, que algunos consideran básica en la alimentación mundial del futuro, estudios recientes apuntan a que su ingesta excesiva también podría presentar algunos inconvenientes.

Cuidado con...

La globalización ha hecho que en España las algas estén dejando de ser un ingrediente “exótico” y empiecen a formar parte de la dieta habitual. En este sentido, la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN) alerta sobre la importancia de conocer el contenido y la composición de las algas comercializadas para el consumo, recordando que algunos alimentos, entre ellos las algas y especialmente la variedad hiziqui, pueden acumular elementos tóxicos como el arsénico (As).

Por otra parte, el Comité Científico para la Alimentación Humana de la Comisión Europea también avisa sobre la necesidad de vigilar que la ingesta de productos a base de algas por su posible elevada presencia de yodo, que podría llegar a suponer un peligro para la salud. Algunos estudios señalan que un exceso de yodo en el organismo podría estar relacionado con alteraciones de la glándula tiroides.

0

No hay comentarios ¿Te animas?