Alimentación

Anacardos: nutritivos, deliciosos y muy saludables

Noelia Hontoria

Foto: Bigstockphoto

Miércoles 6 de noviembre de 2019

2 minutos

Los anacardos son muy buenos para la vista, el corazón, la prevención de la anemia y el colesterol

Anacardos

Los anacardos son unos pequeños frutos secos, con forma irregular y cáscara dura, en cuyo interior se encuentra el fruto que sí podemos tomar. De bien es conocido por todos que los frutos secos, aunque calóricos en la mayoría de las ocasiones, son muy saludables y los anacardos no son ninguna excepción.

Beneficios de los anacardos en las personas mayores

Aunque los anacardos tienen muchos beneficios para cualquier edad, vamos a centrarnos en cuatro, especialmente interesantes para las personas mayores.

Comenzamos con los beneficios sobre la vista. Esto es gracias a su riqueza en vitamina E, un nutriente que se relaciona con la protección de la salud ocular. Nos ayuda a retrasar enfermedades degenerativas, como las cataratas, a cuidar el cristalino (el responsable de que enfoquemos correctamente) y a prevenir la conjuntivitis. Una dieta rica en vitamina E tiene poderosos beneficios sobre la vista, aunque, por supuesto, la genética, la edad y los hábitos diarios también influyen mucho.

El segundo de los beneficios que queremos destacar de los anacardos es su capacidad para reducir los niveles de colesterol. Tienen un alto contenido en ácidos grasos insaturados, como el linoleico y el oleico.

anacardos salud

En tercer lugar, destacamos su capacidad para proteger la salud del corazón, también debido a estos ácidos grasos insaturados, pero, además, encontramos una elevada presencia de cobre, un mineral que aparece de forma natural y que, entre otros beneficios, ayuda al mantenimiento de los vasos sanguíneos y a la formación de glóbulos rojos. Además, el cobre también ayuda a transportar y asimilar mejor otros micronutrientes fundamentales para gozar de una buena salud, como el hierro o la vitamina C, relacionados con la prevención de la anemia y el refuerzo del sistema inmunológico, respectivamente.

El cuatro y último beneficio que queremos destacar en este artículo (aunque hay más) y que vemos especialmente interesante para las personas mayores, es su alto contenido en magnesio. ¿Para qué nos sirve esto? Este mineral ayuda al correcto mantenimiento de los músculos, pero además también es imprescindible para gozar de un buen descanso. En las personas mayores es bastante habitual el insomnio, o dormir pocas horas, algo que entra en conflicto con las necesidades del cuerpo de descansar correctamente, por lo que una dieta rica en magnesio puede ayudar a conseguir el objetivo de dormir las horas necesarias.

0

No hay comentarios ¿Te animas?