Alimentación

El importante papel de los abuelos en la mejora de la nutrición de los niños

Victoria Herrero

Miércoles 10 de abril de 2019

2 minutos

Con una alimentación sana, los más pequeños tendrán un óptimo crecimiento y desarrollo

El importante papel de los abuelos en la nutrición de los niños (bigstock)

Conciliación. La ansiada palabra que muchos padres incluyen en un encaje de bolillos para cumplir con sus obligaciones laborales y familiares. Por ello, la figura de los abuelos es esencial para echar una mano y ocuparse de los nietos cuando sus padres no pueden.

Esto hace que muchos de estos niños coman o cenen en casa de sus abuelos; de ahí la importancia que tienen las personas mayores en favorecer una alimentación sana y equilibrada en la rutina de los más pequeños.

De esta manera, como apuntan desde el Hospital San Joan de Deu, esas pautas correctas y saludables cubrirán las "necesidades nutricionales y fisiológicas del niño con el fin de asegurar un correcto crecimiento y desarrollo".

Y es que de todos es sabida la importancia y el sabor de la cocina de antaño, que todavía hoy hacen de forma maestra muchas personas mayores, basadas en ingredientes de calidad, frescos y sin ningún tipo de añadido. Por ello pueden servir como magnífico ejemplo para que los niños aprendan a comer mejor. 

Recomendaciones para evitar niños caprichosos con la comida

En ocasiones puede ser una ardua tarea que los niños prueben sabores nuevos y se coman todo lo que le han servido en el plato. Por tanto, es importante seguir una serie de recomendaciones para que tus nietos aprendan a comer y tengan a su mano una dieta sana y equilibrada. Porque la relación es diferente que la que tuviste con tus propios hijos.

  • Se puede empezar a modo de juego llevando a los niños a hacer la compra para que nos ayuden y vayan conociendo todos los ingredientes y alimentos. Una actividad lúdica que se puede mantener una vez en casa dejándoles que nos acompañen mientras vamos preparando la comida, así como responsabilizarse de quitar y poner la mesa.
  • Si quieres un menú saludable para los más pequeños de la casa apunta este que te ofrecemos: una crema de verduras o un rico plato de legumbres, de segundo proteínas de carne o pescado con algo de ensalada. De postre, fruta o leche
  • Los niños no comen la misma cantidad que nosotros, por ello lo mejor es poner pequeñas cantidades en su plato. Si le ha gustado y quiere repetir, no habrá problema alguno. 
  • "Una vez al año no hace daño" dice nuestro refranero popular y que podemos aplicar en el caso de consentir a nuestros nietos con un premio dulce. Sin embargo, no podemos abusar de este tipo de alimentos con alto porcentaje en azúcares o grasas poco saludables. Si no sabemos qué darles de merienda o a media mañana, lo mejor es una pieza de fruta, un bocadillo de los de toda la vida, un postre que sea casero sin demasiados añadidos artificiales o unos frutos secos si por su edad puede comerlos. 
0

No hay comentarios ¿Te animas?