Alimentación

Kale, el alimento ideal para bajar los niveles de colesterol en sangre

Verónica Mollejo

Foto: Bigstockphoto

Martes 6 de agosto de 2019

2 minutos

También conocido como col rizada, el kale procede de Asia y llego a Europa durante la Edad Media

Propiedades y beneficios del kale

Quizás para muchos sea todavía un alimento exótico y desconocido, sin embargo, el kale forma parte de esa extensa lista de superalimentos desde tiempos inmemoriales. Más concretamente desde la Edad Media, cuando hizo su incursión en la despensa de Europa tras ser cultivado por primera vez al norte de Alemania, donde es el ingrediente protagonista de toda una suerte de recetas invernales pensadas para combatir el frío más acuciante.

También conocido como col rizada, el kale es famoso por sus propiedades nutricionales, entre las que destaca su efecto positivo sobre el colesterol LDL. Eso sí, para potenciar dicha característica, es preciso cocinarlo al vapor, pues gracias a este método de elaboración se mantienen en su composición un conjunto de sustancias que, unidas a los ácidos biliares del aparato digestivo, consiguen que estos no sean reabsorvidos, lo que a su vez reduce los niveles de colesterol en el organismo. ¿Qué otros beneficios puede aportarnos su consumo?

Kale

El kale, una verdura todoterreno

Este vegetal, que todavía espera su reconocimiento en el mercado, posee un alto contenido en agua, calcio, fibra y vitaminas C, A y K. Además, aporta muchas proteínas, ácidos grasos Omega-3 y Omega-6, así como antioxidantes, especialmente carotenoides y glucosinatos que combaten la oxidación celular. ¿Qué beneficios para el organismo consigue esta combinación de nutrientes?

  • La presencia de vitamina K y ácidos grasos Omega-3 en su composición hacen del kale un alimento antiinflamatorio de gran valor, lo que mantiene a raya varias enfermedades cardiovasculares.
  • Algunos expertos aseguran que esta verdura favorece la absorción de calcio mucho mejor que la leche, lo que la convierte en una alternativa de excepción frente a los productos de origen animal ricos en dicho mineral. Además, es una buena herramienta para proteger la salud de los huesos y prevenir la osteoporosis.
  • Esta verdura también reduce el riesgo de anemias, debido a su contenido en hierro, y mejora la oxigenación de la sangre.
  • Por su parte, la fibra y los antioxidantes que posee protegen el organismo frente a la diabetes. Su consumo puede reducir los niveles de glucosa en sangre en las personas con diabetes tipo 1, y los lípidos y la insulina en los pacientes con diabetes tipo 2.
  • La fibra también aporta al kale un poderoso efecto saciante, una cualidad que resulta muy útil si sigues una dieta para bajar o mantener un peso saludable.
  • Varios estudios consideran que la presencia de carotenoides y glucosinatos y el consumo habitual de esta verdura podrían proteger el organismo frente a algunos tipos de cáncer, como el de próstata o el de pulmón.
0

No hay comentarios ¿Te animas?