Alimentación

Propiedades y beneficios nutricionales de la berenjena

Verónica Mollejo

Foto: Bigstockphoto

Martes 24 de septiembre de 2019

2 minutos

La berenjena es una de las verduras más ricas en agua, pues representa el 90% de su composición

Propiedades y beneficios nutricionales de la berenjena

La berenjena es el fruto de una planta procedente de la India y pariente cercana de otros alimentos como el pimiento, el tomate o la patata. Además, a pesar de que actualmente es una verdura de lo más popular y vinculada a multitud de propiedades nutricionales, en el pasado era considerada tóxica y causa de locura. Afortunadamente, esta mala reputación cambió drásticamente y ahora forma parte de la lista de ingredientes que toda dieta debe incluir para asegurar un buen estado de salud.

Y es que la berenjena no solo contiene antioxidantes, minerales como el potasio, el calcio, el hierro y el azufre, y vitaminas C y del grupo B, también es uno de los vegetales más ricos en agua. Más concretamente, el 90% de su composición está formada por dicha sustancia, lo que la convierte en un alimento de suma utilidad si quieres bajar o mantener un peso saludable, pues además apenas tiene calorías. Bajo esta premisa, ¿qué otros beneficios acompañan al consumo de berenjena?

Propiedades y beneficios nutricionales de la berenjena

Buena para la piel, la digestión y el colesterol

  • El aporte de potasio que proporciona es de gran ayuda a la hora de mantener estable el ritmo cardíaco. Además, esta acción se ve beneficiada por la función que también ejercen los flavonoides, responsables de reducir los niveles de colesterol malo y aumentar los del colesterol bueno.
  • La fibra es otros de los nutrientes que forma parte de su composición y que se encarga de cuidar la flora bacteriana y el sistema digestivo. De hecho, la berenjena disminuye la consistencia de las heces, lo que a su vez facilita su expulsión.
  • Los antioxidantes no solo te protegen de los radicales libres, también mejoran la memoria y la capacidad cerebral, al aumentar el flujo sanguíneo en esta parte del cuerpo y liberar ciertas toxinas.
  • Como bien es sabido, la anemia está causada por la falta de hierro en la sangre, un problema que puedes solventar incluyendo la berenjena con asiduidad en tu dieta. Asimismo, el hierro de este vegetal ayuda a metabolizar las proteínas y a desarrollar nuevos glóbulos rojos.
  • Por otro lado, el ácido fólico, en combinación con algunos de los nutrientes que hemos visto anteriormente, vela por la salud de nuestros huesos.
  • Mientras que las vitaminas del grupo B hacen lo propio con el cabello, fomentando su crecimiento e hidratación, y la vista, previniendo la aparición de cataratas al mejorar el sistema nervioso central.

Lamentablemente, no es oro todo lo que reluce. Los expertos recomiendan no consumir berenjenas crudas, pues los alcaloides que contienen pueden provocar problemas digestivos. Lo mismo ocurre con las personas que tengan alguna enfermedad inflamatoria de las articulaciones o una tendencia a los cálculos renales, que deben limitar su ingesta, pues los oxalatos favorecen esta última afección.

0

No hay comentarios ¿Te animas?