Alimentación

¿Para qué puede ser buena una copa de vino al día?

Marco Herrera

Foto: BigStock

Sábado 14 de septiembre de 2019

2 minutos

Estudios indican que beber vino tinto puede reducir la presión arterial en personas con hipertensión

Para qué puede ser buena una copa de vino al día

La gente ha estado bebiendo vino durante miles de años, y las ventajas de hacerlo han sido bien documentadas. La investigación actual continúa sugiriendo que beber vino con moderación, aproximadamente un vaso al día, proporciona varios beneficios para la salud. La Fundación Española del Corazón (@cuidarcorazon) nos indica cuáles son, qué tipo es el más saludable y sus posibles inconvenientes.

Rico en antioxidantes

Hay muchos alimentos y bebidas ricos en antioxidantes, y el vino es uno de ellos. Estos nutrientes son compuestos que previenen el daño celular causado por la inflamación y el estrés oxidativo. Las uvas tienen altos niveles de polifenoles, que son antioxidantes que han demostrado reducir ambos peligros. Debido a que las uvas del vino tinto son más ricas en antioxidantes que las variedades de uva blanca, beber vino tinto puede aumentar tus niveles de antioxidantes en la sangre en mayor medida.

Puede ayudar a combatir la inflamación

El vino también contiene compuestos que disfrutan de propiedades antiinflamatorias. La inflamación crónica es dañina y puede aumentar el riesgo de enfermedades cardíacas, trastornos autoinmunes y ciertos tipos de cáncer. Esta se puede reducir a través de la dieta, la reducción del estrés y el ejercicio físico. Muchos alimentos tienen el poder de reducir dicha inflamación, y se cree que el vino es uno de ellos. Los estudios sugieren que uno de sus compuestos, llamado resveratrol, es el que le aporta esas propiedades antiinflamatorias tan provechosas.

Botella de vino

Puede beneficiar la salud del corazón

Los investigadores creen que la alta concentración de antioxidantes en el vino tinto puede ayudar a reducir el riesgo de hipertensión arterial, colesterol alto y enfermedades metabólicas. Así, algunas investigaciones aseguran que beber vino tinto puede reducir la presión arterial en pacientes con presión arterial alta, lo que disminuye el riesgo de enfermedad cardíaca.

Sin embargo, otros estudios sugieren que un vaso diario de vino tinto no cumple dicha función en las personas con presión arterial normal o que ya tienen enfermedades cardíacas. Además, esta bebida puede interactuar con los medicamentos que se encargan de aliviar este síntoma. Por otra parte, el consumo excesivo de alcohol puede tener efectos negativos en la salud del corazón, incluido un aumento de la presión arterial y un mayor riesgo de desarrollar enfermedades del corazón. Por lo tanto, es esencial el consumo con moderación.

Otros beneficios

  • Puede beneficiar la salud mental. Un vaso de vino ocasional puede reducir el riesgo de depresión. Sin embargo, beber en exceso puede tener el efecto contrario.
  • Puede aumentar la longevidad. Algunos estudios han encontrado que beber cantidades moderadas de vino, como parte de una dieta saludable, puede aumentar la longevidad gracias a su alto contenido de antioxidantes.
  • Promueve bacterias intestinales saludables. Estudios recientes incluso han sugerido que el vino tinto puede promover el crecimiento de bacterias intestinales beneficiosas y, por lo tanto, mejorar los marcadores del síndrome metabólico en personas con obesidad.
0

No hay comentarios ¿Te animas?